Reinaldo Rueda está molesto y no lo ocultó ante los periodistas que se dieron cita en la sede de Guarne, donde el verde ha adelantado su preparación para el juego contra Santa Fe por Copa Águila.

La presencia de Nacional en el G8 y cómo lo podría afectar; las quejas por los malos arbitrajes que ha recibido el equipo y la Conmebol, con sus cambios en los sistemas de competición y repartición de cupos para Copa Libertadores y Copa Sudamericana, ocuparon su atención.

Rueda fue muy crítico con lo que está pasando. Le preocupa que el fútbol colombiano tome un camino hacia un lugar oscuro, donde ya estuvo a finales de la década de los 80 y parte de los 90. Siente que a Nacional lo están perjudicando con el tema arbitral.

“Estamos volviendo a épocas pasadas, donde malos comportamientos y malas actuaciones nos llevaron a ser la vergüenza mundial. Yo la viví estando en Alemania, tuve que ponerme colorado cuando hablaban de la corrupción y de todo lo que vivíamos en Colombia. No quiero que esto se vuelva a repetir porque el futuro de nuestro fútbol”, afirmó.

Rueda considera que a los árbitros colombianos “no los están dejando trabajar bien”. Si bien deja para el análisis de la prensa las jugadas discutidas, insiste en que “no solo es por el partido contra Rionegro Águilas”, sino con “dos o tres anteriores”.

“En Nacional hacemos un trabajo en todos los órdenes, desde el psicológico hasta la parte pedagógica. Pero si nuestros jugadores son provocados por comportamientos de arbitraje, no de árbitros, que no corresponden al nivel los árbitros por algunas otras situaciones, entonces esto se está poniendo feo y oscuro”, aseguró.

El técnico comentó que de este tema se está hablando con los jugadores para fortalecerlos en la parte sicológica. “Nosotros sabemos en lo que estamos metidos. Los jugadores de Nacional saben en qué están metidos nuestros directivos. Saben todo lo que se nos viene y estamos preparados para eso. Es una pena… si esto continúa y llega a tocar fondo, perdemos todos y pierde el fútbol colombiano. Es una pena estar en este fútbol si esto no mejora”.

Su posición sobre el G8

Al técnico le preocupa que se esté viviendo este momento de gran división entre los clubes que apoyan y cuestionan esta iniciativa. Ya el técnico del Deportivo Cali dijo que esperaba no ver a su equipo perjudicado en la cancha porque integra el G8.

Rueda dio su punto de vista sobre el mismo tema: “Blanco es, gallina lo pone y frito se come. Es evidente que hay algo ahí y es una pena. Hay que mirarnos a la cara y decirnos para dónde vamos, porque perdemos todos. Yo fui víctima en Alemania, a mí me marcaron y no valieron nada de lo que llevé del fútbol colombiano, porque venía de un fútbol corrupto y de tramposos. Tenemos que seguir por el camino de que todo se resuelva en la cancha”.

Cambios en la Copa Libertadores y Copa Sudamericana

Irónicamente el técnico dijo que “el premio por ser campeones de Copa Libertadores es que no podemos participar en Suramericana”.

Rueda dijo que en el club ya están al tanto de la información según la cual el título de la Copa Águila (Copa Colombia es su expresión para referirse a este certamen) no da cupo a Copa Sudamericana.

Comentó que se ha reunido con los directivos para saber a qué le apuntan entonces e indicó que las nuevas disposiciones con relación a los torneos internacionales debieron regir a partir del año 2018 y no en 2017, como se aprobó.

“El premio por ser campeones de la Copa Libertadores es que no podemos participar en la Sudamericana. No vamos a jugar por nada. La Copa Colombia no da Sudamericana. Nosotros no podemos aspirar a ser campeones de la Liga porque no estamos (se cruza con Mundial de Clubes). No podemos participar en la Sudamericana. Es algo único. Por primera vez en la historia del fútbol sudamericano se toman unas decisiones de esa magnitud. Es el ‘premio’ a lo que hizo Atlético Nacional”, aseveró.