Reinaldo Rueda salió en defensa de Juan Pablo Nieto: “Somos crueles con él”

Reinaldo Rueda defendió a Juan Pablo Nieto de las fuertes críticas contra él por su desempeño en el tiempo que estuvo jugando contra Santa Fe.

No era fácil para Nieto jugar otra vez como titular en Medellín y contra un rival que supo complicar al verde. Reinaldo Rueda lo vio así y por eso considera injustos algunos improperios que bajaron desde las tribunas cuando se dio su cambio en lugar de Andrés Ibargüen.

En primer lugar, el técnico explicó la sustitución: “buscaba más movilidad y con el ingreso de estos jugadores (Ibargüen, Rescaldani y Dájome) se podían hacer mejor las cosas”. Además, dijo que las circunstancias del juego, con el 1 – 0 en contra, complicaron su desempeño.

Rueda no se quedó en este punto y añadió más detalles al momento de evaluar a Nieto, como el tiempo de juego que ha tenido: “yo sé que es un jugador que no tiene carisma, medios, que no gusta, pero lo tenemos que rescatar porque es un patrimonio del club. Sufrió un año con dos cirugías. Somos crueles con él”.

Juan Pablo está llamado en estos momentos a ser el relevo generacional de jugadores como Guerra y el mismo Macnelly, de quienes Reinaldo Rueda dejó ver que sus ciclos en Atlético Nacional se van a terminar pronto: “Guerra se va a ir pronto, Macnelly está en las puertas y al que tenemos con esas características lo queremos destruir y no es fácil”.

Llamado a la paciencia

“A Franco lo esperamos, a muchos los esperamos, a Henríquez… A Juan Pablo (Nieto) quería protegerlo jugando de visitante y hoy lo quise poner. Todo depende de si lo ayudamos o no”, sentenció el entrenador ‘Verdolaga’.

Incluso recurrió a un ejemplo de lo que está pasando en la Selección Colombia actualmente para defender a Nieto: “En la selección es el gran interrogante: Quién reemplaza a James y tenemos a uno que puede llegar a ser. Ya el reglamento no nos permite inscribir más jugadores y Juan Pablo Ramírez está a distancia y no es el clásico filtrador. Los tiempos son cortos y estamos en esa exigencia permanente”.