Histórico para el tenis y el deporte colombiano. Juan Sebastián Cabal y Robert Farah son los campeones de Wimbledon. Derrotaron 6-7(5), 7-6(5), 7-6(6), 6-7(5), 6-3 a los franceses Mahut y Roger.

Un sueño hecho realidad. Trabajaron muy fuerte para ganar su primer grand slam, en una reñida final que se extendió a 5 sets cargados de emoción. Más de un aficionado colombiano prácticamente quedó “con el corazón en la mano” al ver el derroche y entrega de nuestros tenistas.

El primer set fue para la pareja de franceses por 7-6 (5). En el tiebreak tuvieron más efectividad que los tenistas colombianos, quienes también cometieron algunos errores poco usuales en ellos.

La fortaleza mental de Cabal y Farah fue clave para quedarse con el segundo set. Le dieron vuelta a un tiebreak lleno de dificultades para quedarse con el triunfo 7 – 6 y dejar el partido 1 – 1. Nuevamente, con la misma carga de intensidad, los colombianos se quedaron con el tercer set (7 – 6). Estaban a uno de conseguir el ansiado título.

Cuando el camino parecía señalado para los colombianos, los franceses Mahut y Roger se levantaron en el cuarto set. Durante el tiebreak sacaron provecho de los errores en el saque de Cabal y Farah para quedarse con el triunfo 7 – 6.

En el último set, la gran ventaja que mostraron los colombianos, determinante para conseguir el título, estuvo en la condición física. Mucho mejor que sus rivales, quebraron en los momentos justos y consiguieron el sueño. ¡Campeones!