Son 11 los jugadores que tiene cedidos el Real Madrid en estos momentos, incluyendo a James Rodríguez. De ellos, 10 tienen instrucciones de volver a pretemporada porque finalizan sus periodos de préstamo.

James, Tomás, Odegaard, Theo, Mayoral, Rodrygo, Kovacic, Óscar, Lunin y Lucas Silva son los jugadores que se encuentran en esa situación. En el caso del volante colombiano, Bayern Múnich debe decidir si hace uso de la opción de compra. De lo contrario, la instrucción es asumir nuevamente que es jugador del cuadro Merengue, mientras se define su situación.

El único jugador que no tiene esa indicación de volver porque aún le queda tiempo para cumplir con su contrato de préstamo es Achraf, a quien le queda un año más en el Borussia Dortmund.

Esta situación cambiará para el siguiente periodo. Real Madrid tiene el plan de hacer la mayor cantidad de ventas, no préstamos. Necesita dinero para contratar nuevos jugadores. En otras palabras, todos los cedidos son el medio que tiene el club para la obtención de recursos. Según el diario AS, edición España, no se harán más préstamos.

Lee también: 

Primera foto de Shannon de Lima en compañía de la mamá y la hermana de James Rodríguez

La acusación de Eduardo Luis López a jugadores de Atlético Nacional

+ Sport: El deseo de James es regresar al Real Madrid

Ahora, con los jugadores que tienen proyección por su edad, el Real Madrid utilizará la figura de la opción de recompra. Es decir, que si alguno de ellos se destaca en el club al que vaya, el cuadro Merengue tiene la opción de volver a contar con él, pagando la cantidad de dinero fijada en el contrato.

Por otra parte, entre los jugadores que están cedidos se suman unos 146 millones de euros. La idea es conseguir 300 millones y es en este punto cuando entran las ventas de los actuales integrantes del plantel a quienes ya se les terminaría su ciclo en la institución, como por ejemplo Keylor Navas y Gareth Bale.

A ese valor se le sumarían unos 190 millones de euros más del club, disponibles para hacer fichajes. Real Madrid sabe que le pedirán una fortuna por cada estrella que quiera llevarse y en ese sentido apunta su estrategia, aligerando al máximo la actual plantilla, con la condición de solo aceptar traspasos.