¿Real Madrid debería plantearse el regreso de James Rodríguez?

James Rodríguez
MADRID, SPAIN - JULY 22: James Rodriguez waves to fans during his unveiling as a new Real Madrid player at the Santaigo Bernabeu stadium on July 22, 2014 in Madrid, Spain. Real agreed to buy Rodriguez from AS Monaco for the next six seasons for an undisclosed transfer fee. (Photo by Denis Doyle/Getty Images)

En medio de las vicisitudes que ha tenido la novela de su fichaje, una opción, por más sorpresiva que parezca, debería incluir a James Rodríguez como integrante del Real Madrid.

¿Por qué Real Madrid no reporta novedades con James? Con la opción de Napoli diluida y el rumor del Atlético de Madrid, que oficialmente no dice nada acerca de ir por el fichaje del volante colombiano, en una de esas James se queda en el plantel Merengue.

Zinedine Zidane solamente contemplaría la opción de tener a James si alguno de los volantes que tiene actualmente es vendido. Y ese jugador, como en los viejos tiempos es Isco. De nuevo el debate entre los 2 jugadores porque cuando James Rodríguez jugaba en el Real Madrid, una de las explicaciones acerca de su poca intervención en la formación titular era por la competencia con el volante español.

Analizando posibilidades para que James Rodríguez se quede en el Real Madrid, Isco entra en escena. Como en una novela, cuando ingresa un nuevo personaje al elenco para cambiar el curso de la historia, el volante español sería la llave de entrada que necesita el 10 colombiano. Solo así ingresaría en el plantel.

Ese giro inesperado consiste en que el Real Madrid venda a Isco o aparezca un club interesado y que pague la suma de 80 millones de euros. Ni un euro menos. Solo de esta forma las partes se benefician: El club recoge el dinero necesario para completar los 298 millones de euros invertidos en las compras de este mercado, James regresa al club que lleva en su corazón e Isco iría a un club que le garantice jugar.

Este coctel de acontecimientos es la única forma de asegurar el retorno de James Rodríguez al Real Madrid, donde parece no tener prisa con la opción de venderlo. El precio del jugador colombiano está por el orden de 50 millones de euros, valor al que Napoli ya renunció porque les interesa un préstamo.

Razones para que el Real Madrid piense en James

Sergio Ramos James Rodríguez

Hizo una buena Copa América. Cada vez que James Rodríguez se pone la camiseta amarilla es otro cuento. Fluido en su fútbol, con liderazgo y esa dosis de calidad que no se le puede desconocer. Despreciar una zurda como la suya en estos momentos no sería buena opción.

Barcelona. La rivalidad entre los 2 grandes de España está a flor de piel en el mercado de fichajes. Los blaugranas están formando un ataque de ensueño con el arribo de Griezmann y los coqueteos de Neymar parecen indicar un eventual regreso suyo. Real Madrid tendrá que contar con un plantel muy bueno en todas sus líneas y con James cumpliría en la zona medular.

Amor propio. James Rodríguez tiene un profundo aprecio por el Real Madrid, quiere al equipo y los hinchas le tomaron cariño. Es mucho mejor para un equipo tener en su plantel futbolistas comprometidos con la causa. Corazón y pertenencia le sobran al 10.

James no puede volver al Madrid

James Rodríguez Zinedine Zidane

También hay que decirlo. Zinedine Zidane no lo tiene en su lista de preferidos y cuando lo dirigió fueron más las veces que lo tuvo al margen, que cuando recurrió a él.

Exceso de figuras. Ya tienen a Eden Hazard, el fichaje estrella proveniente del Chelsea. También es factible que se dé el arribo de Paul Pogba. Asensio, Modric, Isco (si no lo venden). Muchos jugadores para competir.

Ciclo cerrado. Las segundas partes no son buenas y esto sucedería si James se decide por volver. Teniendo en cuenta sus últimos antecedentes allí, el mensaje es claro: En el actual proyecto deportivo no encaja y lo mejor es buscar cuanto antes una buena opción.  Que el Real Madrid lo venda ya.

El 29 de julio se terminan las vacaciones del jugador colombiano y a la fecha no hay novedades relacionadas con su futuro. Napoli está lejos y en el Atlético de Madrid tampoco están tan decididos.