¿Por qué se considera un clásico el Colombia vs. Venezuela?

Por la cercanía de los países, la hermandad. Porque el fútbol une. Más allá de una rivalidad deportiva, este compromiso es clásico. Colombianos y venezolanos lo ven así.

Además, no se puede negar lo parejos que han sido los últimos compromisos. El crecimiento del fútbol venezolano convirtió estos compromisos en intensas disputadas, con pocas ventajas y marcadores estrechos. De esos duelos definidos por el mínimo error.

Clásico, entendido no tanto como una rivalidad, por momentos salpicada por hechos violentos. Este juego es especial por la cercanía geográfica, las costumbres. Hay muchas similitudes entre ambas naciones, siendo imposible encasillar este duelo como uno más. Además, en los últimos años aumentó la intensidad de los juegos.

Solo por citar un dato: En las pasadas cuatro eliminatorias se cuentan un total de 8 partidos, entre los jugados en territorio venezolano y colombiano. La Selección nacional solamente ganó 2 veces, dato que a todas luces revela la paridad que han tenido en el último tiempo.

Historial: 37 partidos por todas las competiciones, incluyendo amistosos avalados por la FIFA. Son 17 victorias para Colombia frente a 7 triunfos venezolanos y 13 empates. El balance en goles también es favorable para el cuadro que actualmente dirige Carlos Queiroz: 52 anotaciones contra 26 del cuadro vinotinto.

Falcao

¿Por qué también es un juego especial para Venezuela?

Con el encuentro amistoso del martes 10 de septiembre de 2019, Colombia pasará a ser el rival contra el cual ha jugado más veces en toda la historia. Se completan 38 partidos, superando los 37 que ha tenido frente a Bolivia.

Cabe anotar que en el caso de Colombia, el rival contra el cual ha jugado más veces es Perú, con 55 enfrentamientos.

Marcadores cerrados

Otro rasgo distintivo en los principales clásicos del mundo, ya sea a nivel de selecciones o clubes es lo cerrados que suelen ser los marcadores. Empates (muchos sin goles) y triunfos por mínimo margen es el decorado que han tenido la mayoría de los compromisos entre colombianos y venezolanos.

Así la Tricolor por historia sea un seleccionado integrado por futbolistas en ligas de mayor nivel, con bagaje y curtidos en todo tipo de encuentros, cuando se cruza con Venezuela resultan duelos en los que pequeños detalles resultan cruciales. De hecho, la última victoria holgada de Colombia sobre el cuadro vinotinto se remonta al año 2000, por las eliminatorias al mundial de Corea y Japón 2002. Ganó 3 – 0 en el estadio El Campín de la Capital de la República.