“Cuando firmé, Wenger fue claro conmigo: iba a ser suplente”

Lo contó David Ospina en entrevista con el diario The Guardian en Inglaterra. Él aceptó. Iba a ser un reto en su carrera que, por ahora, está ganando. Ya es el titular en el arco de Arsenal FC, al que defiende a un altísimo nivel.

Ospina ya atajó 14 partidos en el club. Le marcaron 11 goles y en 7 juegos no permitió uno solo. El rendimiento es óptimo. Tuvo su oportunidad, la aprovechó y ahora es indiscutido en el puesto en el que relegó al polaco Wojciech Szczęsny y al argentino Emiliano Martínez, los dos que estaban peleando por él antes de su llegada.

“Sabía que venía a ser suplente pero quería demostrar lo que podía hacer”, contó el antioqueño en la entrevista. Está acostumbrado a eso. Le pasó desde que hizo parte de Atlético Nacional apenas con 17 años. “Cuando te acostumbras a jugar todo el tiempo y a estar en la cancha en todos los partidos, siempre se quiere hacer eso. Cuando no se puede, se debe trabajar el doble y estar siempre preparado”.

A eso le apostó en Arsenal FC. “No podría estar abatido ni oprimido. Debía estar preparado y listo para aprovechar cualquier oportunidad”. La tuvo el 23 de septiembre cuando debutó en la Capital One Cup. Luego también jugó en la Champions League y se lesionó. Estuvo varios meses inactivo y cuando regresó, tuvo una nueva chance ante Hull City en la FA Cup. No recibió goles y ya no salió más.

A partir de enero de 2015 es él el arquero titular en la Premier League y lo fue también en la Liga de Campeones. De aquel suplente que llegó, no queda nada. David ya es el preferido por Arsène Wenger gracias a sus brillantes atajadas. Suma 1198 minutos en el arco y, seguramente, serán muchos más.