Primero que todo, sin duda, está el respeto que quiso mostrarle a Sampdoria y sus aficionados, pues allí jugó y se hizo importante. Pero además está la lección que, seguramente, Luis Fernando Muriel aprendió cuando sí festejó tras hacerle un gol a Udinese, otro de sus exequipos.

Eso fue hace un par de años. En uno de sus últimos partidos con la camiseta de Sampdoria, le anotó a Udinese y salió a festejar eufóricamente. Lo que hizo no le cayó nada bien a varios de sus excompañeros, que se lo recriminaron y uno de ellos hasta lo agredió.

Luis Fernando Muriel reaccionó de forma irónica contra la tribuna tras marcar un gol de penalti. Sus gestos colmaron la paciencia de los aficionados, como de jugadores y hasta el propio entrenador de Udinese, Luigi Delneri, también se enfadó.

El conato de bronca amenazó con pasar a una batalla campal, cuando Danilo sujetó del cuello a Luis Fernando Muriel. Todo esto bajo la estricta mirada del árbitro, quien esperó hasta el final de la reyerta para expulsar a los jugadores enfrascados en la discusión.

Luis fernando Muriel
El momento de la bronca que desató Luis Fernando Muriel festejando un gol ante su exequipo.

A Luis Fernando Muriel le pusieron una fecha de sanción y él debió excusarse públicamente con su exclub. Pareció lección aprendida. En su regreso a Italia volvió a hacerle un gol a un exequipo y esta vez prefirió no festejar. Fueron dos tantos en los que solo levantó los brazos excusándose.