La disciplina que se exige en el Bayern Múnich va más allá del rendimiento en el campo, cumplir horarios o temas de comportamiento. La alimentación de los jugadores va más allá, y en el caso de James, hay un plan específico para él.

Esta información la dio a conocer el diario alemán Bild, según el cual la dieta que le tienen a James está destinada a mejorar su físico. Además, no es exclusivo para el futbolista colombiano: En el club hay gran preocupación por la alimentación de sus jugadores, en especial los sudamericanos.

La dieta tiene recomendaciones puntuales de lo que se puede comer en el día, al menos unas cinco veces, pero en las cantidades que son y los alimentos pedidos en el documento. No puede excederse, ni cambiar.

Por ejemplo, la exigencia por el desayuno todos los días. En cuanto a la fruta, toda la que quiera consumir. Hay limitaciones con relación a los lácteos y existen especificaciones puntuales en el tipo de queso y jamón, que debe ser de pavo o jamón serrano.

Para el almuerzo y la cena, James Rodríguez puede consumir pollo y pescado. En cuanto a las carnes, le limitaron el consumo de cordero y cerdo. Vegetales sí, pero no todos. Así mismo, le dan la cantidad exacta de aceite que se puede usar en las vinagretas.

La única licencia que le dan es la de comer lo que quiera solo una vez en la semana. Además, si hay algo de lo que le piden y no le gusta (la minuta que le dieron está firmada por un chef de nombre Alexis Sánchez), James Rodríguez puede hacer el cambio, bien sea por una verdura cocinada, carne o pescado.

De esta forma buscan que el volante colombiano tenga una excelente condición física, propicia para ver lo mejor de él en el campo de juego. Este fin de semana James Rodríguez jugó 77 minutos en la derrota como visitante por 3 – 1 frente al Bayer Leverkusen.