Fue el mismo Jorge Luis Pinto el que contó que tenía esa posibilidad. Era uno de los varios candidatos que se tenía pero no el que ganó. El puesto quedó para el mexicano Javier Aguirre.

“Es cierto que me reuní con el presidente de la federación egipcia de fútbol en Moscú, estamos en conversaciones para ver la posibilidad de ser el técnico de la selección de Egipto”, escribió Jorge Luis Pinto a través de su cuenta oficial en Twitter el 25 de julio.

Una semana después ya se tomó una decisión. El seleccionador será Javier Aguirre, quien hasta 2017 dirigió a Al-Wahda en Emiratos Árabes Unidos. Además tiene experiencia dirigiendo en Atlético de Madrid, Real Zaragoza y Espanyol a nivel de clubes en Europa, y a la Selección Mexicana (2001-02).

Ese hombre fue el que le ganó a Jorge Luis Pinto en la elección. El DT colombiano no dirige desde el final de la eliminatoria de la Concacaf en la que estuvo a cargo de Honduras. En la última fecha perdió la chance de llegar al que sería su segundo Mundial. Ya había estado en Brasil 2014 con Costa Rica, arribando a cuartos de final. Ahora buscaba tener un nuevo intento a través de la Confederación africana.

Egipto estuvo en el Mundial y decepcionó. Clasificó a Rusia 2018 luego de 28 años de ausencia. El gran responsable de eso, además de Mohamed Salah en la cancha, fue Héctor Cúper. El DT argentino lideró el proyecto que los clasificó. También estuvo al frente en las 3 derrotas que sufrieron en la fase de grupos.

Tales resultados ante Uruguay, Rusia y Arabia, dejaron a la selección de Egipto como una de las 3 peores de la Copa del Mundo. Por ende la salida de Cúper dejó el cargo. Se buscaba un nuevo entrenador, pensaron en Jorge Luis Pinto pero ganó el mexicano Javier Aguirre.

La confirmación de Jorge Luis Pinto sobre la opción