Minutos antes del compromiso que el Bayern Múnich jugaba en calidad de visitante contra el Leipzig, la cuenta oficial en Twitter del club alemán publicó un mensaje sobre James Rodríguez.

Hace 24 horas, James Rodríguez estaba recuperado, entrenando y con chances de estar en este compromiso importante por las posibilidades de asegurar de una vez el título de la Bundesliga. Hasta el entrenador Kovac se refirió al colombiano, confirmando que ya estaba en condiciones.

¿Qué pudo pasar, entonces? No hay razones más allá del mensaje: “sigue con molestias en los gemelos”. James sigue lesionado y por eso no entró en la convocatoria, agravando más su situación en el club. Cada vez persiste la versión sobre su salida del Bayern Múnich.

La lesión de James también enciende las alarmas en la Selección Colombia porque ya está la cuenta regresiva para la Copa América: ¿Qué tan grave es el problema que tiene? Los días que vienen serán cruciales para conocer más sobre su estado y todo el tiempo estimado en su recuperación, del cual se espera no sea grande, pensando en la Tricolor.

De no seguir en el Bayern Múnich, las posibilidades de James Rodríguez dependerán de lo que defina el Real Madrid, donde tampoco parece tener cabida ante la presencia de Zidane en la dirección técnica. En consecuencia, el club podría incluirlo en alguna de las negociaciones planificadas en la consecución de refuerzos.