Bayern München ya ganó la Bundesliga, está en semifinales de la Champions League y se acaba de clasificar a la final de la Copa del Alemania. Dejó en el camino a Bayer Leverkusen jugando como visitante. Se impuso por 2-6 en un partido en el que James Rodríguez disputó los últimos 10 minutos.

Tal cual como le pasó en la más reciente jornada de la liga ante Borussia Mönchengladbach, este martes el colombiano empezó en la suplencia del Bayern. La mitad del campo en el 11 titular quedó para Thiago Alcántara, Arjen Robben, Thomas Müller y Franck Ribéry.

A James Rodríguez le tocó esperar en la suplencia y desde allí vio cómo el Bayern rápidamente definía la historia a su favor. En 9 minutos ganaba por dos goles. Anotaron Javi Martínez y Robert Lewandowski. Todo pareció definirse muy rápido. Hubo algo de suspenso con el descuento que anotó Lars Bender a los 16.

Después, en el segundo tiempo, se extendió la ventaja para el visitante con goles de Thomas Müller (3) y Thiago Alcántara. A los 64 minutos tenían 4 goles de ventaja. Pasaron a ser 3 por un nuevo descuento, ahora marcando por Leon Bailey pero otra vez volvió a marcar el Bayern.

James Rodríguez jugó 10 minutos. Reemplazó a la gran figura del juego: Thomas Müller. Tras marcar su tripleta, el atacante alemán le dejó el lugar al colombiano que hizo parte de la clasificación a la gran final.

Ahora el Bayern espera rival en la final. Saldrá del cruce entre Schalke 04 y Eintracht Frankfurt que se disputará el 18 de abril. La final está pactada para el 19 de mayo. Será en el estadio Olímpico de Berlín del que James Rodríguez podría salir con un nuevo título para su carrera.

El gol de Lewandowski en el triunfo