Difícil sin James

La ausencia del colombiano se nota mucho en este Real Madrid que, desde su lesión, jugó 7 partidos y apenas ganó 3. De los últimos 9 puntos que disputó, únicamente consiguió uno.

Fue el 4 de febrero el día en que James se lesionó. Ese día el cuadro madridista derrotó a Sevilla FC en juego válido por La Liga. El cucuteño jugó, marcó y se retiró por fractura en el quinto metatarsiano de su pie derecho.

La lesión requiere dos meses de recuperación. Mientras pasan, el club sigue compitiendo en Liga y Champions League. Jugó 5 partidos de la primera y un par de la segunda. De entrada se sintió su ausencia pues en la siguiente salida post lesión, hubo una dolorosa derrota en cancha de Atlético de Madrid.

Ese derbi se perdió por 4-0. Ahí se supo que sería difícil para los dirigidos por Carlo Ancelotti suplir tal baja. Pudieron hacerlo en los juegos siguientes. Triunfos sobre Deportivo La Coruña (2-0), FC Schalke (0-2) y Elche CF (0-2) disimularon la no presencia de Rodríguez.

De ahí en adelante ya no se pudo. El equipo dejó de ganar. Empató con Villarreal CF (1-1) y perdió con Athletic Bilbao (1-0) en La Liga, perdiendo el liderato de la misma. Después jugó en la Champions y también perdió.

Esa última fue caída por 3-4 en el mismísimo Santiago Bernabéu, algo preocupante pero no definitivo por el triunfo conseguido en territorio alemán. Pese a perder, el equipo clasificó a cuartos de final en los que, afortunadamente, ya podrá contar con su crack colombiano.