Colombia y su mala maña de dejar todo para el final

Con su derrota ante Paraguay, Colombia volvió a revivir los fantasmas de las tres eliminaciones consecutivas para los mundiales de Corea y Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Y es que de las cinco eliminatorias anteriores, las cuales se juegan con el formato actual, tres fueron eliminaciones y solo clasificamos en la primera, para Francia 98, y la última, para Brasil 2014. Esas dos clasificaciones se dieron por anticipado, llegando al último partido con el cupo al mundial en la mano.

Pero en dos de las tres eliminaciones, Colombia llegó en incertidumbre. Eso sí, respecto a la situación actual de cara a Rusia 2018 también hay una diferencia, y es que en esas oportunidades Colombia estaba por fuera y debía aspirar a que se dieran otros resultados. Hoy día, la Selección vuelve a llegar a la última jornada sin estar clasificada, pero por primera vez en este formato de clasificación depende exclusivamente de sí mismo, y estando dentro de los clasificados parcialmente.

Para Corea y Japón 2002, la Colombia campeona de América se quedó por fuera por un gol. Al partido decisivo con Paraguay en Asunción llegó con 24 puntos, a 2 de Uruguay y 3 de Brasil, que eran quinto y cuarto respectivamente. Aunque ganó 0-4, terminó sexta con los mismos 27 puntos de los’ Charrúas’, que fueron a repechaje con mejor diferencia: +6, frente al +5 de los de Francisco Maturana.

En el ciclo para Alemania 2006, fue solo un punto el que apartó a la Selección de ir a la cita. Esta vez la distanciaba un punto de Uruguay para poder aspirar a la repesca, y debía esperar que los ‘celestes’ no le ganaran a Argentina. Lamentablemente ambos ganamos y no hubo milagro; Colombia quedó fuera con 24 unidades.

La de Sudáfrica 2010 fue la peor de los tiempos recientes, pues Colombia apenas quedó en séptimo lugar con 23 puntos y no tenía oportunidad al llegar a la última jornada.

Ahora, en 2017, Colombia vuelve a dejar todo para la última fecha, pero esta vez con las circunstancias a favor, pues depende de sí mismo como no pasó en otras ocasiones. No se puede dejar de resaltar que en las últimas cuatro eliminatorias terminó ganando como visitante, aunque con un Paraguay clasificado, en vez de ser un Perú necesitado.