A seguir trabajando, Colombia. Corea del Sur ganó 2 – 1

Selección Colombia

La Selección Colombia cayó en su segundo amistoso de marzo. Fue 2 – 1 contra Corea del Sur. El tanto del descuento Tricolor lo hizo el atacante Luis Díaz.

La Colombia del primer tiempo, sin James, fue un equipo sin chispa. Evidente ausencia del generador de juego en un equipo al que le costaba tener sorpresa en el último cuarto del campo. Corea del Sur, sin ser del todo dominante, tuvo un poco más de contundencia y sobre la altura del minuto 16 Heung-Min Son anotó el primer tanto. El arquero Iván Arboleda dejó la sensación de haber podido hacer un poco más en esa jugada, dado que el disparo entró por el costado que justamente estaba bajo su tutela.

La Selección Colombia sintió el rigor del juego rápido de los coreanos, sumándole la ausencia de jugadores importantes en su ataque. Todo esto lógicamente hacía parte del plan del cuerpo técnico, en procura por analizar a nuevos jugadores.

Aun así, en los pies de Alfredo Morelos estuvo cerca el gol de la igualdad antes del entretiempo. Faltó poco para que el jugador del Rangers escocés estableciera el tanto de la paridad:

James Rodríguez entró en el segundo tiempo y con él hubo un cambio importante en el funcionamiento ofensivo. Más toques de primera, juego profundo y llegadas constantes a la portería contraria. De inmediato se sintió la categoría del jugador al servicio del Bayern Múnich y esa reacción del seleccionado tricolor se tradujo en el gol del empate, obra de Luis Díaz.

Colombia estaba mejor en el partido y a través de James se filtraron todos los balones con riesgo de gol en la portería local. No obstante, un nuevo error del arquero Arboleda abrió la puerta al segundo tanto a favor de Corea del Sur. Jae-Sung Lee fue el autor del 2 – 1 a favor del cuadro anfitrión.

Falcao y Luis Fernando Muriel entraron al partido, dándole mucha más potencia al ataque. Una Colombia desesperada por empatar, que seguramente mereció más en el partido. Con el correr de los minutos el compromiso se jugó en campo coreano. Un rival sometido al fútbol colombiano, cuya reacción furiosa no tuvo el resultado esperado.

Con victoria y derrota finalizó esta serie de amistosos bajo la conducción de Carlos Queiroz. Bastantes conclusiones y reflexiones para el futuro inmediato del equipo, cuya misión será armar el plantel de cara a la Copa América de Brasil.