5 razones por las cuales Matheus Uribe está listo para jugar en Europa

Matheus Uribe

Matheus, sí, con la h intermedia. Así lo quiso su mamá: “lucía más bonito”, dijo en alguna ocasión cuando le preguntaron por su talentoso hijo, dueño de unas condiciones formidables. El salto de calidad al fútbol de Europa es una cuenta que está próxima a saldar de su parte.

Transferido de Atlético Nacional al América de México en 8 millones de dólares, su contrato con las Águilas está fijado hasta el 2020. A un año de cumplirse, bien podría asegurar su permanencia en México, donde no le ha ido nada mal, o aventurarse a escuchar una opción interesante en territorio europeo, donde siempre lo han querido ver quienes lo ayudaron en sus inicios como jugador y aun siendo jugador de Primera. El fútbol colombiano siempre reconoció en él a un interesante jugador.

A su edad (28) Matheus Uribe se encuentra en el punto de madurez indicado. Para los pretendientes que tenga, como los curiosos que quisieran conocer un poco más sobre sus condiciones y por qué Uribe posee un estilo de juego que le serviría bastante al club europeo que se fije en él, hay 5 características puntuales para ratificar el buen jugador que es y su aporte al club que finalmente se quede con sus servicios.

1. Experiencia en Selección Colombia

Desde el 2017, año de su primer llamado al seleccionado nacional, Matheus Uribe completa 21 partidos internacionales con la Tricolor: 13 amistosos, 2 por Eliminatorias al Mundial de Rusia, 3 en Copa del Mundo y 3 por Copa América. Fue titular 15 veces. Los 2 goles conseguidos con la Selección fueron en un amistoso jugado contra Perú el 9 de junio de 2019.

Matheus Uribe

Primero con José Pékerman y ahora de la mano de Carlos Queiroz, ambos entrenadores lo consideran un futbolista de gran aporte en el medio del campo. No es extraño que coincidieran en este concepto.

2. Varias posiciones

Esa es una de sus mejores cualidades. Su posición original es la de un volante por derecha. Sin embargo, puede hacerlo muy bien en función de interior y hasta de lateral derecho ha dado una mano valiosa. En casos especiales, la posición de extremo no es ajena en él. Esa versatilidad es la que tanto elogian los entrenadores porque con un jugador así saben que sus planes de juego ofrecen un repertorio de alternativas mayor, al contar con un elemento capaz de desenvolverse en varios roles.

Matheus Uribe Colombia

3. Volante con gol

Más de 15 goles con el América de México, siendo un volante mixto, es una cifra para mirar con respeto. Su evolución futbolística se explica también desde este apartado porque mejoró en su definición, con relación a lo hecho en los anteriores equipos por los que pasó. Buen remate de pierna derecha en la media distancia o dentro del área, también posee cualidades en el juego aéreo. Además, no es un jugador de los que evaden la responsabilidad al momento de patear un penalti.

Matheus Uribe

4. Profesional íntegro

Como muchos de los futbolistas que han hecho parte de esta generación en la Selección Colombia, Matheus Uribe está lejos de ser una persona “tóxica” en términos de comportamiento. Profesional a carta cabal, sigue la tradición de grandes referentes colombianos afuera. De irse a Europa mantendrá esa buena costumbre de disciplina y trabajo, que tanto le ha servido al fútbol de nuestro país para ser cada día más exportador.

Matheus Uribe

5. Condición física

Donde esté el balón, según las funciones que le encomienden, Uribe aparece. Marca y apoya al ataque como si fuera una maquina programada para eso, a la que solo se enciende porque el resto del trabajo corre por su cuenta. Una virtud que en el Viejo Continente saben valorar bastante. Los entrenadores que dirigen allí buscan jugadores con buena condición, pensando en que su aporte siempre debe ser en beneficio del equipo, sin mediar posiciones. Atacar y apoyar. Eso está en el ADN de Matheus.

Matheus Uribe