Jackson Martínez obtiene el premio a su esfuerzo, la lucha por volver a jugar, superando una delicada lesión. El delantero colombiano marcó su primer gol con el Portimonense en la liga de Portugal.

Pasaron más de 2 años desde la última vez que Jackson Martínez hizo gol en un partido oficial. Fue en China, con la camiseta del Guangzhou. La revancha para el colombiano, que busca volver a un nivel competitivo importante, llegó en el fútbol de Portugal.

Jackson Martínez marcó el gol del Portimonense, que de local cedió un empate contra Belenenses 1 – 1. La acción que derivó en su anotación fue en el minuto 66, de tiro penal sancionado por una falta que le cometieron a él mismo.

El delantero colombiano festejó con una señal de agradecimiento. Rompió una larga sequía y espera ganar mucha confianza para lo que se avecina en la liga portuguesa. Jackson Martínez es el capitán de Portimonense y en lo que va de la temporada ha jugado cinco compromisos, de los cuales tres los hizo como titular.

En la siguiente fecha de la liga, el Portimonense jugará en condición de visitante contra el Moreirense. En estos momentos el club para el cual juega Jackson Martínez se ubica en la casilla 11 de la clasificación general con 11 puntos, lejos de la zona del descenso.