El entrenador del Junior se refirió a las declaraciones que dio el delantero Teófilo Gutiérrez, en las cuales señaló que algunos jugadores sin la capacidad de comprender lo que representa jugar en el cuadro barranquillero.

Teo, como uno de los líderes que tiene el Junior de Barranquilla, al momento de referirse al equipo puso en tela de juicio el rendimiento de los jugadores. Asume que la culpa de esta situación adversa tiene que ver más con ellos, que con el cuerpo técnico. Además, dijo que hay futbolistas que aún no dimensionan lo que es estar en un equipo grande como el Tiburón.

Esa última acotación del atacante es la que sembró cierto malestar entre los aficionados. Así que, tratando de dispersar del ambiente tales declaraciones y hacer claridad sobre el estado en que se encuentra el grupo, el técnico Luis Fernando Suárez habló en una entrevista concedida al diario El Heraldo.

En primer lugar, dijo que no estuvo de acuerdo con que ese tipo de comentarios se hicieran públicos, puesto que hacen parte de la intimidad del plantel. Ahora, esto no significa que exista molestia de su parte. “El problema mayor es que se le dijo al público algo que se había hablado cuatro o cinco días antes, después de llegar de Buenos Aires”, afirmó el entrenador.

Luis Fernando confesó que ese tema de trató en el camerino, tras la derrota contra San Lorenzo. Teo fue quien tomó la vocería: “Profe, no es problema suyo, el problema somos nosotros, y empezando por mí. Creo que nosotros tenemos que tener más compromiso con esto’, y me señaló la copa. ‘Yo quiero que usted, después que termine, nos deje solos para que nosotros también afrontemos esto’. Yo dije lo que tenía que decir y los dejé a ellos hablar solos. Lo que ‘Teo’ dijo después fue algo que ellos hablaron antes, la cuestión es que no tenía que haber salido a la luz pública”, relató el entrenador.

De lo anterior, al margen de si está o de acuerdo con las recientes declaraciones del jugador, Luis Fernando Suárez asegura que no le ve mayor inconveniente, ni siente que se quebró un código. También porque ese día Teo fue uno de los más autocríticos.