Además del título de la Copa Sudamericana 2018, Junior FC perdió la opción de jugar dos nuevos campeonatos internacionales en el 2019.

Luego del empate 2-2 en el resultado global de la final, el Tiburón cayó 4-3 ante Atlético Paranaense en la definición por penales y no solo dejó escapar el trofeo en Curitiba, también le dijo adiós a la posibilidad de debutar el próximo año en la Suruga Bank y en la Recopa Sudamericana.

Lastimosamente, el Furacão será el que enfrentará en esos torneos a Shonan Bellmare (partido único en Japón) y a River Plate, último campeón de América. Aparte, el equipo brasilero clasificó automáticamente a la fase de grupos de la siguiente edición de la Copa Libertadores.

Junior FC terminó con las manos vacías, pero rápidamente tendrá revancha: este domingo a las 4:30 p.m., los dirigidos por Julio Comesaña disputarán contra Deportivo Independiente Medellín la estrella de la Liga Águila 2018-II. El Tiburón saltará a la cancha del estadio Atanasio Girardot con una ventaja de tres goles, gracias al triunfo 4-1 de hace unos días en condición de local.

Continúe leyendo:

*Video: Teófilo Gutiérrez, de héroe a villano en Curitiba

*La advertencia de Sebastián Viera a todos en Medellín

*Julio Comesaña admitió discusión con Rafael Pérez en Brasil

*Rafael Pérez intentó agredir a Daniel Moreno y a Luis Díaz