Julio Comesaña ha sido mencionado en los últimos días. Vacante, en Barranquilla y Junior en crisis. Su nombre tenderá a ser asociado a la institución barranquillera, de la cual salió en diciembre de 2018, motivado por dirigir a Colón.

De esa experiencia, poco y nada. Un par de meses después fue despedido de la institución, en medio de un malestar con los directivos y un ambiente enrarecido por supuestas diferencias de Julio Avelino y algunos jugadores.

Más calmado, sin la presión de estar dirigiendo, Comesaña fue entrevistado en Argentina para el programa radial Súper Deportivo Radio. El técnico uruguayo dijo que fue un error de su parte haber aceptado la dirección técnica de Colón, ya que allí había mucha intervención a su trabajo por parte de las directivas.

“Yo escuché a Vignatti (presidente de Colón) decir que no traía nunca más un entrenador extranjero porque no conocen el fútbol argentino, ¿pero qué es el fútbol argentino? Y si ellos lo conocen tanto: ¿por qué no salen campeones nunca entonces? ¿Cómo se equivocan si dicen saber tanto? ¿Para qué traen un entrenador si quieren hacer el equipo ellos? ¿Por qué no dirigen ellos?”, se preguntaba Comesaña durante la entrevista.

De aquellas declaraciones que hizo contra los jugadores, aclaro que nunca habló de ellos con mala intención, “sólo dije la verdad y a veces les molesta. Prefieren mentirse toda la vida y vivir de una mentira y mintiéndole a todo el mundo. Digan la verdad de una vez por todas para poder solucionar los problemas. Si dicen la verdad, Colón va a seguir existiendo. El mundo no se va a acabar”.

Julio admitió que fue una etapa difícil en su carrera como entrenador: “Tenía dos opciones: o me quedaba y esperaba a que me echaran o me iba. Si el dinero me lo iba a ganar sufriendo no me iba a servir de nada”.  Además, dejó claro que nunca se fue del Junior por un tema económico. Persiguió un desafío personal en su carrera como entrenador. Nada más que eso.