Estos se traduce en una multa: 5.000 dólares, que son unos 16 millones de pesos. Todo por un “descuido”, en especial si se trata de estar participando en un torneo tan importante como la Copa Libertadores.

¡Por 7 centímetros! Esa es la distancia que el cuadro barranquillero soslayó al momento de ubicar el parche oficial del certamen en la manga derecha. Al no considerar ese espacio, se asume como una intrusión incorrecta de la publicidad.

Por esa razón el club de Barranquilla ha sido sancionado con una multa económica. Una mala noticia más, dentro de todo lo vivido por el equipo en esta fase de grupos, eliminado de cualquier opción para acceder a los octavos de final y con alguna chance compleja de quedar tercero en su grupo para entrar a zona de Copa Sudamericana.

Este jueves 25 de abril el cuadro Tiburón recibe la visita de San Lorenzo, contra el que ya perdió en territorio argentino.

Ahora, en cuanto a la forma de pago que debe optar el Junior, la Conmebol “descuenta por derecha”; es decir, le resta al equipo ese dinero dentro de lo que paga por concepto de derechos de televisión.