Una niña de 14 años es presentada como presidenta de Cerro Porteño

En Paraguay existe un programa que se llama “Niñas al Poder”. Su objetivo es entregar un mensaje para destruir los estereotipos, a través de su participación en espacios donde por lo general no son escuchadas o vistas.

En ese sentido, el fútbol ha sido un gran colaborador. Uno de los clubes más importantes de Paraguay, Cerro Porteño, se unió al programa, convirtiendo en forma simbólica a dos niñas, María Estefanía y María Celeste, en importantes cargos gerenciales.

Uno de estos puestos es nada menos que el de presidente. Estefanía sumió este rol, en tanto que María Celeste pasó a ser gerente de la institución. Todo esto aprovechando que en el mes de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña.

En consecuencia, se busca que ellas participen en espacios importantes, a través de la ocupación de roles en los cuales inspiren y demuestren de lo que son capaces de hacer. María Estefanía es una niña de 14 años. Celeste tiene 15. Ambas transmitieron el lema de “si pueden verlo, pueden serlo”. De esta forma demuestran que se pueden crear oportunidades en busca de la igualdad de género.

La firma y presentación de este evento simbólico se hicieron en la oficina presidencial de Cerro Porteño. También les hicieron un recorrido especial por las instalaciones del club. Este proyecto es coordinado por “Plan Internacional”, cuyo objetivo es “lograr impactos duraderos en las vidas de las niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad. Nuestra visión los próximos 5 años es la de trabajar en conjunto para transformar al Paraguay en una sociedad igualitaria inclusiva y libre de toda forma de violencia especialmente hacia las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes”.