Para miles de hombres en todo el mundo, la gran atracción de la final de la Champions League 2018–19 no fue la victoria 2–0 del Liverpool FC sobre Tottenham Hotspur FC: la atención se la robó Kinsey Wolanski, la despampanante rubia que se metió a la cancha del estadio Wanda Metropolitano para promocionar las bromas para adultos de Vitaly Uncensored.

La bellísima estadounidense ya es una celebridad en redes sociales y llegó a 2,8 millones de seguidores en Instagram, después de que recuperó la cuenta que le habían hackeado y eliminado. Mientras disfruta de su estadía en Ibiza, la infartante joven concedió una entrevista a La FM y aseguró que pronto quiere conocer Colombia porque el país “se ve muy bonito”.

Recuerda a Kinsey Wolanski, aquí: