Fútbol y estudio. Mariana García hace historia en Estados Unidos

Una historia de superación, de las que invitan a perseguir nuestros sueños, por más distantes que parezcan. El fútbol y el estudio, amalgama perfecta en la vida de Mariana García, quien será premiada como la primera estudiante extranjera en ingresar al salón de la fama de la Universidad Militar de California (Citadel).

Gran parte de su éxito se lo debe también al fútbol. Su talento hizo que la institución universitaria le ofreciera la posibilidad de estudiar una carrera, a cambio de hacer parte del equipo de fútbol. No solo aceptó, sino que con muchos años de estudio y talento en el campo de juego será distinguida como la primera mujer extranjera en ingresar al Pasillo de la Fama de Citadel, como se llama la prestigiosa universidad militar de Estados Unidos.

Su pasión por el fútbol y la disciplina con la que lo practicó desde pequeña le abrieron las puertas para consagrarse como todo un ejemplo para el fútbol femenino. En compañía de sus padres Gabriela Torres y Jaime García Rozo siempre recibió el apoyo y consejos para mejorar sus condiciones en el balompié. Además, ellos conocen del tema porque fueron preparadores físicos.

Foto: El Tiempo / archivo personal de Mariana Torres

Desde el cambio de institución educativa en Bogotá para que los estudios y el fútbol los combinase sin contratiempos, los ascensos deportivos llegaron a la cúspide cuando recibió su primera convocatoria a la Selección Femenina de Colombia en el año 2008. En ese tiempo como delantera, compartió camerino con referentes de esta disciplina para las mujeres como las gemelas Ariza, Oriánica Velásquez y Natalia Gaitán.

Sin embargo, el fallecimiento de su padre fue un acontecimiento muy fuerte para ella, como a su familia. En memoria de él como uno de sus grandes héroes y motivadores, las gran oportunidad de su vida llegó cuando fue contactada por la universidad militar de los Estados Unidos, con la propuesta que terminó por desarrollar sus sueños hasta hacerlos realidad.

“Todo fue muy raro, porque perdí a mi padre, a mi fan número uno, pero un mes después me llamaron de una universidad en Estados Unidos que yo no conocía. Me dijeron que querían que yo estudiara allá a cambio de jugar fútbol. No dieron muchos detalles, más allá de que era un educación estricta, militar y que debía cortarme el pelo, lo cual me sonó raro, pero igual decidí irme”, comentó Mariana García en una entrevista que le hicieron para el diario El Tiempo.

Después de estudiar inglés en la Universidad Sergio Arboleda y de mejorar su preparación como deportista en el 2010 comenzó su aventura en la Universidad de Citadel, de Carolina del Sur. Los logros deportivos los complementó con un desempeño académico sobresaliente.

“Ya llevo nueve años en Estados Unidos, voy en mi tercer año de doctorado, algo que alguien como yo nunca hubiera soñado. Hoy en día, aunque ya no practico fútbol profesional, lo disfruto a un nivel diferente y siempre le agradeceré el haberme llevado hasta aquí, aunque ello siempre implicara estar siempre un pasito más adelante de todo el mundo” (El Tiempo).