El conflicto bélico en Siria y las amenazas del Estado Islámico a la Copa Mundial no son ajenas a Rusia. El gobierno de ese país no ha descartado la posibilidad de atentados terroristas durante el torneo, por lo que han tomado una serie de precauciones.

El diario ruso RBK informó esta semana un despliegue de medios militares por parte del gobierno de Rusia. Este despliegue se realizaría con el fin de prevenir eventuales ataques con drones a los estadios donde se disputará la Copa Mundial 2018.

Precauciones en los estadios

Valéri Guerassimov, jefe del Estado Mayor del Ejército de Rusia, se mantiene en alerta ante las amenazas de atentados. Desde febrero, el gobierno ordenó un despliegue de unidades encargadas de interceptar señales electrónicas en los doce estadios de la Copa Mundial.

De esta forma, el Ejército espera hacer imposible el manejo de drones dentro de los estadios. Sin embargo, no es la única medida de seguridad que el gobierno ruso está tomando. Al menos una docena de zonas de exclusión aérea protegen tanto las canchas como los centros de entrenamiento de los equipos.

Selecciones bajo custodia

Son 32 selecciones las que asistirán a la disputa de la Copa Mundial en Rusia. Para ellos, habrá zonas de exclusión en los espacios que frecuenten. Esto incluye no solo sus centros de entrenamiento, sino también los hoteles donde se alojen durante el torneo.

De acuerdo con el diario RBK, las medidas adicionales para prevenir atentados terroristas se encuentran a disposición de los Servicios de Seguridad Rusos. La mayoría de las acciones preventivas forman parte de un protocolo de seguridad secreto.

Así fue una de las tantas amenazas de atentado contra la Copa Mundial: