Nunca antes alguien lo consiguió y el único que pudo, falló en el último intento. Ese fue precisamente Inglaterra en 1990 cuando cayó en la tercera de las prórrogas que tuvo. Croacia las ganó todas y por eso está en la final.

Resulta curioso pero así se le dio a Croacia en este Mundial. ¡Nunca ganó en los 90 minutos alguna de las llaves de eliminación directa! En fase de grupos sí pudo con todos. Hizo 9 puntos, venciendo a Nigeria, Argentina e Islandia. Ahí terminaron sus triunfos en tiempo reglamentario.

Para avanzar recurrió a las prórrogas. Empezó en octavos de final dejando en el camino a Dinamarca. En tiempo reglamentario empató 1-1 y luego en penaltis se impuso por 3-2. Avanzó a cuartos de final para cruzarse con Rusia.

Allí fue historia repetida. De nuevo empató. Esta vez lo hizo por 1-1 en los 90 minutos y por 2-2 en el tiempo extra. Ganó en penaltis por 3-4 y se instaló en la semifinal en la que el rival era Inglaterra. ¡Y volvió a empatar! Terminó 1-1 en los 90 minutos. Hubo alargue pero sin penaltis.

Un gol de Mario Mandzukic a los 109 minutos les dio la clasificación a la final. Avanzaron de fase e impusieron un récord. ¡Croacia es la primera selección de la historia que supera tres alargues en una misma Copa del Mundo! Inglaterra en 1990 le ganó así a Bélgica y Camerún, pero en la semifinal cayó Alemania por penaltis.

El festejo de los croatas por la histórica clasificación