Las muestras de apoyo del fútbol hacia Paolo Guerrero empiezan a surtir efecto. El peruano se juega su última carta para jugar el Mundial.

Durante los últimos días, la solidaridad hacia Paolo Guerrero ha sido masiva. El inca recibió el respaldo del sindicato Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro). Luego de eso, vino una petición muy especial por parte de los capitanes de las selecciones que enfrentará Perú en Rusia 2018.

Puede leer: Después del Mundial, ¿Edwin Cardona vuelve a Monterrey?

Todo esto ha generado que la FIFA le preste mayoritaria atención al caso del delantero peruano. Paolo Guerrero recibió una dura sanción por parte del TAS debido a su caso de dopaje. Uno que ya había recibido un castigo inicial de seis meses y que el Tribunal prolongó a 14 meses.

Así las cosas, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha decidido recibir al jugador en Zúrich para tener una reunión. Junto con su abogado, el capitán de Perú espera recibir un indulto que le permita jugar la máxima cita orbital del fútbol a nivel mundial.

Esa es la última luz en el camino de Paolo Guerrero a Rusia. Un aval le permitiría estar con Ricardo Gareca y sus compatriotas en la Copa del Mundo. Se defenderá ante el máximo dirigente de la FIFA esperando que esto surja efecto y su panorama cambie de manera drástica.

Top 5 de fanaticadas destacadas del último fin de semana

También te puede interesar…