El portugués tuvo un recibimiento hostil en Stamford Bridge. Ello, atizado por un partido que estuvo cargado de tensiones. “Judas”, gritaron las tribunas de los ‘blues’, ante el hecho de haberse ido al banquillo del Manchester United.

Mourinho vivió un duelo especial en Londres. Allí donde forjó ocho títulos, tres de ellos de Premier League. El portugués era considerado una leyenda del Chelsea por haber logrado esas gestas históricas en un club de antes de su llegada tenía poca tradición en Inglaterra.

Sin embargo, su última temporada, plagada de tropiezos, condujo a una salida intempestiva. Y luego, el portugués firmó con el United. Ese hecho no ha gustado en Stamford Bridge y luego de su choque verbal con Conte, la afición de los ‘blues’ se abalanzó en defensa del italiano. “Antonio, Antonio”, expresó al unísono la afición del Chelsea.

Después de la eliminación de la FA Cup, Mourinho atendió a la prensa londinense con su habitual tono de sarcasmo. Y respondió a los aficionados, que lo acusaron de traidor. Trajo a colación sus trofeos en el banquillo del Chelsea. Para él, seguirá siendo The Special One en Stamford Bridge mientras nadie supere los logros.

“Hasta que nadie gane aquí cuatro veces la Premier, ‘Judas’ seguirá siendo el número”, sentenció Mourinho ante la eliminación que ha dejado al United sólo con posibilidades de título en la Europa League.

Pero también se refirió a aquella expulsión de Ander Herrera que condicionó el duelo en Stamford Bridge. Mourinho cuestionó las decisiones arbitrales. No estuvo de acuerdo con la expulsión. Aunque matizó que es un juez con buen futuro.

“Se pueden comparar acciones que no han sido amarillas y las que ha visto Ander. Este árbitro tiene potencial pero en cuatro partidos que nos ha pitado hemos tenido tres penaltis en contras y una expulsión”, cerró Mourinho.

Podría interesarte…

https://futbolete.com/futbolete/chelsea-clasifica-a-semis-fa-cup-ante-united