En dos jugadas, que además incidieron en el resultado, el VAR está siendo bastante. ¡Demasiado cuestionado! Una jugada para el primer gol del Atlético y el penalti sobre Vinicius antes del entretiempo agravan la labor arbitral, apoyada en las decisiones del videoarbitraje.

Real Madrid se adelantó en el marcador con un buen gol de Casemiro. Una chalaca en el área para darle otro derrotero al partido. Sin candados atrás, hubo un golpe a golpe intenso, bien jugado y polémico. Los cuestionamientos en el compromiso se dieron producto de las decisiones que se tomaron apoyadas en el VAR.

¿Fuera de lugar en el gol del empate?

Un pase al vacío para Griezmann, quien definió en buena forma enviando el balón entre las piernas de Thibaut Courtois. El lío que se armó fue por la posición del delantero, ya en el forcejeo previo, advertido como falta sobre Vinicius, no hubo intervención del VAR. El árbitro validó la jugada porque el delantero francés partió en buena posición, mas no por la infracción que se reclama.

Esa acción de balón dividido es la que se está cuestionando al colegiado Javier Estrada.

¿Hubo penalti sobre Vinicius?

En el cierre del primer tiempo se desequilibró la balanza en favor del Real Madrid por una falta sobre Vinicius. El extremo brasilero fue derribado, sin objeción. El asunto es dónde. Opiniones divididas, el VAR intervino y el árbitro decidió sancionar lanzamiento desde el punto blanco.