La Conmebol: A punto de tomar una decisión histórica

Si bien el máximo órgano del fútbol sudamericano no ha dado un dictamen  acerca de cómo zanjará la serie de octavos de final de Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, todo apunta a que se decidirá la eliminación del cuadro ‘Xeneize’

El jueves 14 de mayo de 2015 quedará en la historia como el día en que los violentos le ganaron al fútbol argentino. Un clásico entre Boca y River, otrora una fiesta celebrada por el mundo entero, terminó reducido a la confusión atizada por un pequeño grupo de hinchas que desembocó en la suspensión de un partido definitivo. El incidente es reflejo de una cuestión sociológica y cultural que tiene quizás raíces profundas.

Sin embargo. La escena del fanático ‘Xeneize’ intentando abrir el túnel por el que salían los jugadores ‘millonarios’ y el posterior efecto del gas lanzado ha sido rechazada por el planeta entero y la Fifa ha exigido sanciones ejemplares en contra del club organizador, en este caso, Boca Junior.

Tanto River como Boca han presentado a la Conmebol sus informes acerca del incidente. El equipo de la banda cruzada se aferra al artículo 23 del reglamento que aduce que “sin perjuicio de otras sanciones que se pudieran imponer, cualquier equipo por cuya responsabilidad se determine el resultado de un partido se considerará como perdedor de ese encuentro por 3 a 0. Si el resultado fuese menos favorable para el club o asociación responsable, ese resultado se mantendrá”.

Entre tanto el equipo del barrio de La Boca arguye que aunque si bien fueron unos cuantos fanáticos-socios quienes azuzaron el incidente, como club organizador está en disposición de facilitar investigaciones y responder según las fallas cometidas. El mismo presidente ‘Xeneize’ Daniel Angelici aseguró que “No vengo a deslindar responsabilidades. Boca es el club que organiza el partido”. Arruabarrena también salió al paso sobre las críticas hacia a la actitud de se equipo ante la tensión del momento y sostuvo, que sus jugadores fueron solidarios.

La Conmebol entiende de la gravedad del hecho, más si se trata de un clásico entre Boca y River, con toda la carga cultural y emotiva, por ello ha decidido mantener en reserva la decisión final acerca de qué pasará: si se postergará el encuentro, se decretará la clasificación de River o qué otras sanciones habrá.

De cualquier manera, Joseph Blatter ha presionado con que se sancione de forma a rigurosa al club de La Ribera a fin de que marque un precedente para que los violentos no vuelvan a tomar acción dentro de los estadios, razón por la cual ya se han empezado a manejar versiones sobre el dictamen del Tribunal de Disciplina de la Conmebol.

Así, todo indica que River sería declarado ganador de la serie de octavos de final de la Copa Libertadores, pero además Boca recibiría una sanción de un año sin poder estar en copas internacionales y tampoco jugaría en La Bombonera en sus dos próximas participaciones continentales.

Si bien no hay todavía un fallo oficial de la Conmebol, la máxima institución del fútbol del continente, cuya sede es en Asunción (Paraguay), emitió un comunicado en el que se confirma que abrirá un expediente disciplinario en contra del Club Atlético Boca Juniors.

En el marco de la Copa Libertadores hay antecedentes de suspensión de partidos, pero con matices distintos. En 1962, un duelo entre Santos y Peñarol -en el que vencían los uruguayos por 3 a 2- se dio por terminado debido a incidentes de violencia en el minuto 51. Aunque se jugó el tiempo restante del encuentro, no valieron de forma oficial.

Sucesos similares sucedieron en 2002, cuando un partido entre Cobreloa y Olimpia terminó por un monedazo a uno de los arbitros asistentes. El partido iba empatado a un gol en el entretiempo y  posteriormente la Conmebol resolvió la victoria en favor del visitante (Olimpia) por 2 a 0.

Con todo este marco y por lo riguroso de la sanción, la inminente sanción a Boca será un hecho histórico que marcará precedentes en el fútbol del continente.

Se espera que esta tarde o mañana haya una determinación. Por ahora, este es el comunicado de prensa oficial de la Conmebol:

Boca, River, Conmebol