El brasilero la publicó en “The Players Tribune” tras enterarse de la lesión que sufrió a poco más de un mes del inicio del Mundial. “Cuando sentí el dolor en mi rodilla, mi alma salió de mi cuerpo. Desde el momento en que pisé el suelo, supe que no iba a estar en el avión a Rusia”.

Dani Alves intenta compartir el sentimiento que le surgió tras la molestia que se dio en este momento clave en su preparación para estar en una nueva Copa del Mundo. No podrá ser y por eso reconoció que lloró en soledad tras conocer la noticia.

“En el vestuario, los doctores del PSG me dijeron que tendríamos que esperar hasta el día siguiente para obtener los resultados de algunas pruebas, pero en mi corazón sabía que todo había terminado”, dice otro de los apartes escritos por Dani Alves.

Esa lesión se dio en la final de la Copa de Francia. Se suponía que iba a ser un día de felicidad para él. De hecho el equipo fue campeón pero Dani Alves no tuvo mucho para festejar. Su dolor pasaba por otro lado.

“Todos vinieron a celebrar la Copa de Francia, y nunca quiero mostrar ninguna emoción negativa en torno a mis compañeros, porque si conoces a Dani Alves, sabes que siempre soy un hijo de p#$% feliz, así que sonreía e intentaba divertirme. Pero todos podían ver en mis ojos que algo andaba mal”, escribió en la carta.

No habrá Mundial en 2018 para él y desde ya le apunta a estar en 2022. “Sólo lloré una vez, cuando estaba solo. Y déjame decirte algo: no quiero que nadie llore por mí. No quiero que nadie sienta pena por mí. He vivido mis sueños. Dani Alves no irá a la Copa del Mundo, pero sigue siendo un feliz hijo de puta”, concluyó.

El final va dirigido a lo que pasará en Rusia 2018 sin él. “Estaré viendo a la selección de la misma manera que lo hacía cuando era un niño pequeño en la granja. ¡Sólo que mi televisor va a ser muchísimo más grande esta vez! Si ganamos el Mundial, no estaré gritando. Por una vez, lo prometo, cerraré mi boca. No habrá palabras de Dani Alves. No diré nada. Sólo estaré llorando”.

La carta de Dani Alves