Una jugada que todo fanático del fútbol tiene que conocer fue protagonizada por el inglés Gordon Banks, quien este martes falleció a los 81 años. Dicha acción es conocida como la más memorable de la historia de los Mundiales.

Se dio en la Copa del Mundo de 1970 en México. Allí llegó Gordon Banks siendo arquero del equipo campeón mundial del momento. Con él en el arco, Inglaterra alzó la Copa en 1966. Intentaba repetir y fue entonces cuando se dio su cruce con Pelé.

Esa vez Gordon Banks se estiró abajo y salvó un cabezazo fulminante del astro brasileño que parecía terminaría en gol, con la pelota entrando junto al poste. Él lo evitó. Hizo una atajada que es considerada como la mejor en la historia de los mundiales.

La mítica atajada de Gordon Banks a Pelé

Se dio el 7 de junio en el estadio Jalisco de Guadalajara en donde el arquero inglés se hizo famoso mundialmente. Al término del partido, tras la victoria de Brasil con un gol de Jairzinho, Pelé emitió una de sus frases más famosas: “Yo marqué el gol, pero Gordon Banks lo paró”.

Lo que dijo el inglés del momento fue: “Aquella atajada a Pelé fue la mejor que hice. No imaginé lo famosa que sería. De hecho, para empezar, ni siquiera me di cuenta de que la había hecho. Oí a Pelé gritar ‘gol’ cuando cabeceó. Creo que debió haber anotado ese gol”.

Gordon Banks en el Observer Sport Monthly (2003).

Por tal atajada Gordon Banks es gratamente recordado en el mundo del fútbol al que hoy tiene de luto. Falleció a los 81 años tras su larga batalla contra el cáncer de riñón. “Estamos devastados con su pérdida, pero tenemos muchos grandes recuerdos y no podríamos estar más orgullosos de él”, comunicó su familia.

Gordon Banks, además de atajar en la Selección de Inglaterra, jugó para Chesterfield, Leicester City y Stoke City. Disputó 628 partidos en su carrera (15 años). También sufrió un accidente de tráfico que le provocó la pérdida de visión en el ojo derecho (1972).