Francia se aseguró el primer lugar del grupo A de la Euro 2016, de la cual es anfitrión, tras empatar con su similar de Suiza en un partido en el que la nota pasó más por lo curioso que resultó el hecho de que al visitante se le rasgaron al menos 7 camsietas y un balón terminó reventado.

El protagonista en el primer cuarto de hora de juego, el mejor jugado de los 90 minutos, fue el joven volante de Juventus Paul Pogba, que protagonizó tres tiros al arco desde media distancia, uno de ellos en el horizontal, aprovechando que el arquero Yann Sommer se veía algo inseguro bajo los tres palos y prefería rechazar los balones que le caían antes que tratar de dominarlos.

Vea después: Las camisetas de Suiza terminaron como un queso gruyère.

Después de capotear esos primeros minutos en los que los galos se fueron encima con agresividad tratando de irse arriba en el marcador, el partido no disfrutó de demasiados buenos momentos y cayó dentro de un control equitativo entre ambas selecciones, pero sobre todo en la intención futbolística de Suiza, que ahogaba los sobresaltos de su rival y se veía tranquilo en el campo restándole vertiginosidad y obligando a su rival a pensar más que actuar.

Las pocas oportunidades suizas las protagonizaba el nacionalizado Breel Embolo, cuya picardía destacaba entre la paciencia de Blerim Dzemaili y Admir Mehmedi, además de la imprecisión de Xerdan Shaqiri.

La segunda mitad cayó todavía más bajo el control suizo, que bajaba el ritmo del partido controlando los arranques franceses que no encontraban a Pogba ni a Antoine Griezmann enchufados. Moussa Sissoko era el que más intentaba desbordar por la derecha, pero solo hasta el ingreso de la figura francesa Dimitri Payet que lograron inquietar al portero albirrojo.

Justamente la única opción clara del segundo tiempo fue una combinación entre ellos: gran aparición de Payet por izquierda, que cayó a esa zona para rematar con violencia un cruce largo de Sissoko desde la derecha. Sin embargo, el cañonazo se estrelló rotundamente contra el horizontal y fue despejado por la defensa.

Lea también: ¡La rompieron en el Francia vs. Suiza!

Con este resultado, y la victoria de Albania ante Rumania en el partido jugado al mismo tiempo para definir las posiciones del grupo, Francia quedó líder con 7 puntos, seguido por Suiza con 5 y Albania con 3, aspirando a ser uno de los mejores terceros para clasificar. Rumania cierra el grupo sin puntos.