Se los dijo Evo Morales, el presidente boliviano, a sus compatriotas de la Selección en un desayuno previo al inicio de la Eliminatoria en la que los suyos debutarán enfrentando a Uruguay.

Morales es un apasionado por el fútbol. Siempre lo aceptó e incluso ha jugado partidos oficiales en su país. Es aficionado de la Selección. Suele brindarle su apoyo incondicional y en el arranque de este nuevo reto, no fue diferente.

“Solo quiero decirles y no es una broma: si la selección clasifica, les daré lo que ustedes pidan como premio”, aseguró el presidente Evo Morales en el acto al que citó a manera de motivación para la competencia que está a punto de iniciar.

“Sería un honor, un orgullo para el pueblo boliviano”, agregó Evo respecto al objetivo que les puso a los suyos en el evento que, además, contó con difusión por el canal estatal, así que todo el país fue testigo de sus palabras.

El apoyo es total. Para este debut, por ejemplo, habrá “tolerancia laboral” para los empleados de instituciones públicas a partir del mediodía, siempre que tengan su entrada para el partido.