Atlético Bucaramanga cambió de técnico otra vez. Óscar Serrano asume la conducción de elenco santandereano, en reemplazo de Carlos Giraldo.

La derrota del Atlético Bucaramanga frente al Atlético Huila en el estadio Alfonso López, cuya consecuencia es una casi segura eliminación del equipo, con reducidas opciones de clasificarse para los cuadrangulares semifinales.

Atlético Bucaramanga recurre nuevamente a la solución de despedir a los entrenadores:
Primero, Flavio Torres. La paciencia que le tuvieron duró 5 fechas, hasta la derrota en el clásico contra el Cúcuta Deportivo. En su lugar llegó Carlos Giraldo, quien hasta hace un año era jugador activo, de los más queridos por la afición del Leopardo.

Con él hubo un tiempo de espera de 12 partidos. Terminó con la goleada en contra, como local, frente al Atlético Huila. Los Opitas se llevaron el triunfo por marcador de 4 – 2, resultado que dejó al Atlético Bucaramanga en la casilla 13 de la clasificación con 20 puntos y complicadas posibilidades de clasificación.

Cuatro victorias, cinco empates y tres derrotas fueron los resultados del equipo bajo la conducción de Carlos Giraldo, quien dejó su cargo. Ahora el puesto quedó en manos de Óscar Serrano, quien ya lo ejerció en el semestre pasado, cuando el equipo se quedó sin entrenador por la salida de Carlos Mario Hoyos.

Serrano tendrá la misión de recuperar al equipo en las 3 fechas que le quedan. Un calendario que tiene para el Bucaramanga: De visitante frente a Jaguares y La Equidad y como local solo le queda recibir al Unión Magdalena.