Marcas de guayos colombianos que se resisten al paso del tiempo

El solo hecho de mencionar sus nombres es como un viaje en el tiempo, de recordar épocas pasadas, hoy empolvadas y hasta marchitas. En tiempos de Nike, adidas y Puma, por solo citar las más globales, aún sobreviven los guayos 100% colombianos.

Si usted se siente identificado con estas reseñas, con seguridad nació en los 80 o 90. Si no, más bien de una generación más avanzada, indague. Vaya donde un tío, o sus padres. Hasta un abuelo le contará lo que para un joven de la época era jugar al fútbol con unos AS o aparecerse en la cancha del barrio con los últimos Guayigol o los duraderos Maracaná.

De esos guayos les contamos aquí. Para rememorar y hacerles un tributo porque los mejores homenajes se hacen en vida. ¡Larga salud para estos preciados botines!

Más de 60 años en el mercado y aún vigentes, es una de las marcas colombianas de tradición en el calzado deportivo. ¿Quién no recuerda los Guayos AS? Eran toda una tradición entre los niños y jóvenes en las décadas de los 80 y 90.

También, resistiéndose a la internacionalización de los guayos, otra marca de vieja data aún se conserva. Los primeros guayos que muchos usaron, los Guayigol. En ese tiempo era complejo, por no decir imposible, conseguirse unos Nike o adidas. Apenas si alcanzaba con un presupuesto normal unos Guayigol eran la solución. En su momento esta marca llegó a ser patrocinadora de las divisiones menores de Millonarios, como bien lo aporta una fotografía del Bestiario del Balón.

Más de 30 años en el mercado y aún vigentes. Porque de reinventarse depende la supervivencia, la marca Maracaná todavía tiene mucha por darnos.

No olvidemos tampoco a los entonces llamados Tony II. Muy famosos, especialmente por la publicidad que hacían en las emisoras. Transmisión futbolera que se respetara tenía su “cuña” de estos guayos hechos en Colombia y todavía sobreviviendo. Nacieron en 1979 y desde el 2017 la marca sufrió un leve, pero significativo cambio. Ahora son Tony 2.