Una cifra bastante cuantiosa es lo que representó este curioso hecho, tendencia mundial en redes sociales y buscadores. Las multas impuestas a Kinsey Wolanski  son mínimas, comparado con los beneficios para ella y su novio.

Ingresar al campo de juego en plena final de la Champions League, luciendo un vestido de baño para promocionar una web de videos para adultos de su novio representó multas para la modelo Kinsey Wolanski.

La modelo fue una de las protagonistas en la final de este certamen ganado por el Liverpool el pasado 1 de junio en el Wanda Metropolitano. Si invasión al terreno de juego fue tendencia mundial, así las cámaras de televisión hubiesen omitido ese momento, las redes sociales se invadieron de comentarios sobre este hecho bastante particular, orquestado entre ella y su novio, Vitaly Zdorovetskiy.

Kinsey Wolanski tiene que pagar una multa de 5.000 euros por llegar al césped. La infracción, de acuerdo con la reglamentación, es la mínima por tratarse de la primera vez que lo hace. Además, se suman unos 10.000 euros más por concepto de hacer publicidad no adecuada en un evento deportivo.

Si bien las cifras son importantes para un ciudadano normal, resultan mínimas cuando se contrastan con el impacto mediático y lo que esto representa en términos económicos. Según el grupo de análisis Apex Marketing Group, el impacto que generó esta publicidad gratuita se valora en unos 3,55 millones de euros.

Aparte, en las redes sociales el incremento en seguidores que registró Wolanski llegó a los cerca de 3 millones de seguidores, aunque horas después, confirmado por ella misma, su cuenta de Instagram fue bloqueada (lo dijo en Twitter).

Las búsquedas relacionadas con ‘Vitaly Uncensored’ y Kinsey Wolanski fueron los más buscados en todo el mundo durante los últimos días.