¡Si no dejan los camerinos limpios serán sancionados!

Ese es el espíritu de una nueva norma que entrará en rigor para los equipos que hacen parte de la Federación Gallega de Fútbol. Tienen que dejar los vestuarios en las mismas condiciones recibidas.

Los japoneses ya han dado muestras de respeto y orden en ese sentido. En la tribuna y los camerinos. Los ejemplos abundan. Terminado un compromiso, el lugar de las tribunas ocupado por ellos queda limpio porque lo asean. Abajo, la actitud es la igual. Jugadores e integrantes del cuerpo técnico y utilería. Aseo ante todo.

La idea de expandir este tipo de compromisos no ha sido posible en muchos estadios del mundo. Dado que ya se ha tornado en algo molesto, la Federación Gallega de Fútbol decidió aplicar una medida de choque: Sanción para los equipos que no cumplan con los protocolos de limpieza establecidos en los camerinos.

Los delegados de los equipos adscritos a esta federación tienen la misión de velar por el cumplimiento de la norma, con la cual quieren ponerle punto final al desorden que reina en los camerinos al final de los partidos. Es algo que no debe correr solamente por parte de las personas encargadas de la limpieza. Dejar aseado un camerino, sin basura, es compromiso de los jugadores y equipos.

“Dar un nuevo impulso a las buenas prácticas, a la educación y a la concienciación sobre el buen uso de las instalaciones públicas por parte de los futbolistas y en aras de fomentar las buenas relaciones entre los equipos”, es la filosofía de esta nueva norma, la cual ya fue aprobada en una Asamblea General y el paso a seguir ahora es una reunión especial con los delegados de los equipos para explicarle a fondo en qué consiste la medida.

De acuerdo con un reporte de la Voz de Galicia, no siempre los camerinos quedan en las mejores condiciones, siendo los utileros de equipos locales y encargados de limpieza quienes deben recoger las botellas, restos de comidas, vendas y demás basura.