<
>

El fútbol holandés se detiene un minuto para protestar contra el racismo

El racismo es un problema muy grave que afronta el fútbol mundial. Se están adelantando campañas de diversa índole, con el objetivo de crear conciencia entre los hinchas acerca de la gravedad y daño que se hace a través de cánticos y todo tipo de comportamientos ofensivos.

En Holanda, durante un partido de la Eredivisie entre Den Bosch y Excelsior Rotterdam el árbitro detuvo las acciones durante 10 minutos, debido a insultos racistas contra el delantero del equipo visitante Ahmad Mendes Moreira. Fue tan fuerte lo vivido, que los jugadores se marcharon del campo de juego.

Con el propósito de evitar que sigan sucediendo estos actos, todos los compromisos de la liga holandesa y la segunda división se detendrán durante un minuto durante la jornada del fin de semana entre el 22 y 24 de noviembre. Será justo tras el pitazo inicial.

Además, se expondrá un mensaje que dice ‘¿Racismo? Nosotros no jugamos’, visible en todas las pantallas de los estadios. “Queremos llamar la atención sobre el abuso racista en las gradas y la discriminación en el campo en los Países Bajos. Queremos recordar a los aficionados que el fútbol es de todos, sin importar su origen cultural, religión o preferencia sexual”, dice la Eredivise mediante un comunicado oficial.

[visual-link-preview encoded=”eyJ0eXBlIjoiaW50ZXJuYWwiLCJwb3N0Ijo0Mzc5NTgsInBvc3RfbGFiZWwiOiJFbnRyYWRhIDQzNzk1OCAtIExhIGNhbWlzZXRhIGVzcGVjaWFsIGRlbCBFaW50cmFjaHQgRnJhbmtmdXJ0IGNvbnRyYSBlbCByYWNpc21vIHkgbGEgZGlzY3JpbWluYWNpw7NuIiwidXJsIjoiIiwiaW1hZ2VfaWQiOjQzNzk1OSwiaW1hZ2VfdXJsIjoiaHR0cHM6Ly9mdXRib2xldGUuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvdXBsb2Fkcy8yMDE5LzExL2NzbV8xNDA1MS0xNTc0MjY0OTg0LTE5MTEyMF8xMjAweDYyN19FaW56ZWxuX2IwZTkzMGFlN2EuanBnIiwidGl0bGUiOiJMYSBjYW1pc2V0YSBlc3BlY2lhbCBkZWwgRWludHJhY2h0IEZyYW5rZnVydCBjb250cmEgZWwgcmFjaXNtbyB5IGxhIGRpc2NyaW1pbmFjacOzbiIsInN1bW1hcnkiOiJGdXRib2xldGUuY29tIiwidGVtcGxhdGUiOiJ1c2VfZGVmYXVsdF9mcm9tX3NldHRpbmdzIn0=”]

Con acciones similares las ligas están buscando la forma de erradicar el racismo, ya que no se concibe que el fútbol actual siga arrastrando manifestaciones agresivas. El fútbol es inclusión, pero en muchos lugares hay seguidores que no entienden la gravedad de un insulto con estas características.

[visual-link-preview encoded=”eyJ0eXBlIjoiaW50ZXJuYWwiLCJwb3N0Ijo0Mzc4NTcsInBvc3RfbGFiZWwiOiJFbnRyYWRhIDQzNzg1NyAtIExhIGNhbWlzZXRhIGVzcGVjaWFsIHF1ZSBsdWNpZXJvbiBsb3MganVnYWRvcmVzIGRlbCBTYW50b3MgRkMgcGFyYSBjb21iYXRpciBlbCByYWNpc21vIiwidXJsIjoiIiwiaW1hZ2VfaWQiOjQzNzg2MSwiaW1hZ2VfdXJsIjoiaHR0cHM6Ly9mdXRib2xldGUuY29tL3dwLWNvbnRlbnQvdXBsb2Fkcy8yMDE5LzExL3NhbnRvcy1icmFzaWwtZGlzY3JpbWluYWNpb24uanBlZyIsInRpdGxlIjoiQ2FtcGHDsWEgZXNwZWNpYWwgZGVsIFNhbnRvcyBGQyBwYXJhIGNvbWJhdGlyIGVsIHJhY2lzbW8iLCJzdW1tYXJ5IjoiRnV0Ym9sZXRlLmNvbSIsInRlbXBsYXRlIjoidXNlX2RlZmF1bHRfZnJvbV9zZXR0aW5ncyJ9″]

La Selección de fútbol de los Países Bajos también realizó un gesto de protesta, orquestado por los jugadores Georginio Wijnaldum y Frenkie de Jong. En lugar de festejar un gol, los dos jugadores mostraron sus antebrazos para representar la diferencia en color de piel, que de ninguna manera es obstáculo para competir en equipo, especialmente si se trata de defender los colores de un país.

Etiquetas

Siguiente


Internacional