Hinchas y Dimayor enfrentados por el Canal Premium

Si ustedes escriben ‘Canal Premium’ como término de búsqueda en redes sociales, lo más seguro es que se encuentre con comentarios de este tipo: “WIN lo pagará su….” También verá “Mafiayor” y una serie de cuestionamientos, algunos con más rigor que otros. Todos en una posición contraria a la Dimayor, empecinada en tener el canal Premium a como dé lugar.

El asunto es más amplio de lo que parece. Entre lo que dicen los hinchas y los planteamientos de la dirigencia del fútbol hay muchos puntos interesantes para enriquecer el debate, en pro de buscar alternativas.

¿Por qué los aficionados no quieren el canal Premium?

Hay 3 razones que sobresalen en las quejas del hincha colombiano. Una tiene que ver con el precio que tendrá el canal en su suscripción mensual: $30.000 pesos es un valor exagerado, comparado con otras plataformas de pago para televisión como Netflix, Amazon Prime o HBO.

El aficionado siente que la oferta de WIN es limitada comparado con los demás servicios, que tienen un portafolio grande, así no sean futboleros. No sienten un plus más allá del argumento de pagar por un canal para ver fútbol colombiano sin comerciales. En otras palabras, la protesta se inclina hacia el “valor agregado” de Dimayor y WIN.

El siguiente argumento es la calidad del producto. El fútbol colombiano sigue sin ser apetecible, con partidos que muchas veces están por debajo del nivel, en escenarios con malas condiciones, sin iluminación artificial. El nivel del balompié local, empobrecido y sin figuras, desilusiona al aficionado.

Finalmente, un hecho puntual dentro de esta controversia es falta de confianza. La plata que se recaude directamente de las suscripciones: ¿En realidad es para mejorar los planteles, con la llegada de jugadores con más categoría?

Esa es una de las promesas de Dimayor, cuya petición a los equipos cuando se reparta el dinero es mejorar la calidad del fútbol colombiano mediante la adquisición de buenos jugadores.

Dimayor defiende al canal premium

Lo hacen porque es la mejor manera de incrementar los ingresos de los equipos colombianos por concepto de derechos de televisión, en atención a la crisis económica en varias instituciones, forzándolas en muchos casos hacia una gestión “austera”. La relación es así: A mayores recursos por televisión mejor espectáculo.

“Vamos a montar un ‘fair play’ financiero como funciona hoy en España. Para regular y administrar mejor los recursos, y de esa forma se reinvierta en los clubes”, dijo el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, en diciembre de 2018 al diario El Tiempo.

Las cuentas de le entidad, que vienen siendo las mismas de un equipo colombiano, indican que en promedio los clubes reciben cerca de $3.000 y $3.200 millones por año. Esto para el caso de los llamados Clase A (clubes con 3 años seguidos en Primera División). A los Clase B la torta que se reparte es menor.

Presidente Dimayor Jorge Enrique Vélez

De cualquier manera, los ingresos de un equipo Clase A son inferiores, comparados con los de clubes de otros países, donde ya está instalado el sistema de fútbol “pague por ver”. Equipos de Argentina, Ecuador, Chile y hasta Perú reciben hasta 3 veces más, a diferencia de un club colombiano. No todas las instituciones de nuestro país salen airosas en sus balances gracias al dinero de TV. Les pasa a los equipos chicos, pero con un grande las cuentas son complejas.

Para tener una idea más clara: Un equipo de los llamados grandes en Colombia tiene un presupuesto anual sobre los 30 mil o 40 mil millones de pesos; por lo tanto, dineros procedentes de la televisión, como está instalado actualmente, son cifras mínimas para solventar su operación.

La solución es el Premium, sumado a la venta de los derechos de televisión para que el fútbol colombiano se vea en el exterior. Todo este paquete supondrá un aumenta significativo en el dinero que recibirán los equipos, con el compromiso de invertirlo en el mejoramiento del espectáculo.

Tomando en cuenta las 2 posiciones (hinchas y Dimayor) y basados en los argumentos expuestos para cada una, los invitamos a responder estos interrogantes: