¿Cuál es el mejor horario para ver el fútbol colombiano?

Afición Junior FC final Liga Águila 2019-I

Hubo una época, quizás recordada con algo de nostalgia, en la que el fútbol colombiano, en su gran mayoría y salvo algunos compromisos puntuales que iban en la tarde o noche, se disputaba sobre las 3:30 p.m. de los domingos. El horario institucionalizado para el campeonato, la cita infaltable al estadio o al lado de la radio porque no se pasaban todos los juegos por TV como ahora.

Hoy, producto mismo de la evolución del deporte en cuanto a su presencia en medios y la opción de ver todos los compromisos por televisión, hay varios horarios. Con dificultad, salvo contados casos, las 3:30 p.m. se reservó para algunos juegos, que no son los estelares. Un partido de interés en el campeonato ahora se ve a las 5:00 p.m. o después de las 7:30 p.m., en ese rango que oscila hasta las 8:00 p.m.

Junior 1-0 Tolima Liga Águila 2019-II

A eso se han tenido que acostumbrar los hinchas. Para armar el plan futbolero del fin de semana hay que estar con la agenda de televisión en mano. Así mismo, andar pendiente de las confirmaciones oficiales porque en este caso (por mejorar en Dimayor) aún se siguen dando cambios explicados por algunos ajustes logísticos, peticiones especiales de los clubes o de los canales de TV que transmiten los eventos.

Actualmente, los horarios de televisación van desde las 2:00 p.m. (a veces 1:30 p.m.), 3:15 p.m., 5:00 p.m. 5:30 p.m., 7:30 p.m. y 8:00 a.m. A veces se corren entre 15 minutos y media hora. Pero básicamente de ahí no pasan las asignaciones en cuanto a la programación de partidos para la Liga Águila.

¿Por qué pasa esto? A diferencia de la década de los 90, cuando había uno o hasta 3 horarios, la influencia de la televisión incide bastante. Antes no. Se tenía institucionalizada a las 3:00 p.m. como la hora del fútbol, seguramente por la facilidad en los desplazamientos de los hinchas a los estadios en las diferentes ciudades de Colombia donde esté el fútbol profesional.

Hoy no es así: Hay un equilibrio entre la hora que mejor le convenga a los canales por cuestiones de rating, como la misma lógica del hincha que prefiere ver a su equipo en el estadio.

Así mismo, se piensa en los hinchas en general y no en los aficionados a un determinado equipo. A un consumidor de fútbol colombiano no solamente le importará lo que pase con su equipo; también se sentirá interesado en otro compromiso de la fecha por las razones que sea, desde la influencia que tendría el resultado de ese encuentro para su divisa, como el mismo atractivo que en sí rodea ese juego.

Horarios que se rigen bajo distintos parámetros. ¿Habrá alguna relación con los hinchas? Es decir, ¿el aficionado se siente identificado con los cambios o prefiere una hora por encima de la otra?

A eso hay que añadirle también los días. Anteriormente el grueso de una jornada se disputaba los domingos. Hoy no: Hay una parrilla más extensa, que dependiendo de los juegos entre semana (si hay Copa Águila o participación internacional de algún club colombiano) inicia los viernes, el sábado se disputa una parte y para el domingo viene el complemento.