NBA: Edwards vs. Lamelo, la lucha por el Rookie del año

En la presente temporada de altos y bajos debido a ausencias por covid y lesiones, el ROY está de infarto, tanto Anthony Edwards como Lamelo Ball son los candidatos indiscutidos, una linda lucha en la NBA.

+ El favorito según las apuestas para ganar la Liga BetPlay

+ NBA: Los favoritos vuelven a caer, Lakers y una nueva lesión de Davis

+ Millonarios vs. Junior, historial de los duelos playoff

A falta de 5 partidos, la lucha por el rookie del año está apretada, principalmente por la ausencia, de un tramo de la temporada de Lamelo Ball, quien se configuró en la primera parte del campeonato como el referente de los jugadores debutantes, pero, en la segunda parte, Anthony Edwards fue quien se llevó los reflectores, el jugador de los Timberwolves fue sumamente dominante, eso sí, cuando el partido lo permite.

La gran diferencia entre estos dos jugadores es la consistencia, Lamelo no ha tenido juegos de 40 puntos, de grandes actuaciones para enmarcar, pero ha mantenido una constancia de puntos y tiros; antes de su lesión de muñeca, el base de los Hornets hiló 16 puntos, 6 rebotes y 6.1 asistencias, con un 47% de tiros de campo y un descente 37% de triples. En cuanto a promedios, es el tercer jugador más joven en registrarlos, solo por detrás de LeBron James y Luka Doncic.

Desde su regreso, hace 5 encuentros, promedia 15.8 anotaciones, 6 rebotes y 6.8 asistencias, eso si su eficacia bajó, 40% en tiros con un lamentable 19% de lanzamientos largos

Por su lado, lo de Anthony  es particular, en la primera parte de la temporada le costó adaptarse, llegando a registrar un bajo promedio en sus tiros de campo, con apenas 37% de efectividad, el cuarto peor registro desde el 2000, en los novatos, pero todo cambió desde el All-Star, llegando a un 44% y convirtiendo, desde allí, en el décimo jugador que más anotaciones registra, 736.

Así mismo, es el primer novato desde Donovan Mitchel en convertir, en dos encuentros, más de 40 puntos y el más joven de registrar 40 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes.

WIN SHARE

Básicamente este término intenta mostrarnos en un número la contribución del jugador a las victorias del equipo. Siendo bastante importante para los rookies, ya que no se suele contar el rendimiento del equipo como sí ocurre para el MVP (caso Curry).

El jugador de los Hornets promedia 2,9 win shares, la métrica que evalúa el impacto de alguien en los resultados colectivos, algo que lo convertiría en el primer debutante desde Ben Simmons (9,2) y Jayson Tatum (7,1) en tener más de 2, algo comprensible ya que los rookies suelen deparar en conjuntos poco competitivos.

Por su parte, y la diferencia más abrumadora, el de los Wolves apenas cuenta con 0,1, uno de los peores de todo el grupo, un aspecto a tener en cuenta en una carrera tan abierta como esta.

Artículos relacionados

Compartir

Recientes