La Historia del América de Cali en Copa Libertadores

Con el conteo regresivo de las finales del FPC, América ya se encuentra en la Libertadores. Por ello, repasamos su historia en la máxima competición continental.

Para nadie es un secreto, que América es el equipo más copera de Colombia, tras llegar a 4 finales (y perder todas), es el equipo del fútbol colombiano que más veces ha llegado, pero a diferencia de Nacional y del mismísimo Once Caldas, no ha podido levantar la Copa ¿Lo conseguirá el 2021 o volverá a decepcionar? 

La Historia del América de Cali en Copa Libertadores

Varias de las páginas doradas del fútbol colombiano fueron escritas por el Diablo Rojo, que entre los 80 y parte de los 90 se posicionó como uno de los colosos de nuestro país y uno de los “nuevos grandes” del continente.

Sin embargo, es el “perdedor por excelencia de la Libertadores (apodo muy exagerado si tenemos en cuenta que llegar a 4 finales no es fácil), sin embargo, la huella, el dolor y el desprestigio de perder tantas definiciones, a causado que el equipo caleño se considerado como un equipo perdedor a nivel continental.

La historia de la “Mechita” comienza en 1970, mientras que los Beatles decían “adiós” para continuar con su carrera como solistas, el Diablo disputaba sus primeros partidos a nivel internacional. Pero lejos de tener un buen debut, América terminó en la penúltima posición de un grupo de 6 equipos, en la que Guaraní fue el líder. A la postre, Estudiantes se consagró campeón de aquella edición.

Desde aquel año, el escarlata tuvo que esperar una década para volver a la Libertadores, justo en el año en el que falleció John Lennon (¿Coincidencia? ¿Qué tiene América contra los Beatles?). El caso, la vuelta de la Mechita gracias al título liguero conseguido en el 79, produjo un grato impacto, arribando hasta semifinales de aquella edición, perdiendo contra Internacional el cupo a la final.

Pero desde allí América ya avisaba lo que podía ocurrir. Y fue así, en los años 1985, 1986 y 1987, el DIablo fue amplio dominador, llegando a la final de la competencia continental en cada una de aquellas presentaciones.

+Previa Copa Libertadores: Camino a Semifinales

+América a fase de grupos de la Copa Libertadores

+ Todo definido: Horario de las finales del FPC

1985

Mientras que Reagan iniciaba su segundo mandato en los Estados Unidos y el M19 se tomaba el palacio de justicia, América imponía su poderío siendo líder de su grupo copero, que entre otras escuadras, compartía con Millonarios. En aquella edición, en la segunda fase venció a El Nacional de Ecuador y a Peñarol. Y así llegó a la final del certamen contra Argentinos Junior de Claudio Borghi.

El equipo de donde salió Diego Armando Maradona venció a América como local 1-0, pero cayó en el Pascual por el mismo marcador, por lo que se tuvo que disputar un cotejo de desempate que terminó en empate a uno y se resolvió en favor del “Bicho” desde el punto del penal (Anthony de Avila desperdició el penal decisivo).

Gareca, Battaglia, Willinton Ortíz, Cabañas y Falcioni, las principales figuras de ese gran equipo.

1986

El desastre nuclear en Chernobyl, la mano de Dios, la muerte de Borges, el nacimiento del Metropolitano Roberto Melendez y un nuevo subcampeonato para el América y la vuelta a la gloria por parte de un coloso, River Plate.

Luego de una muy buena temporada, América arribó a la Libertadores del 86 como uno de los favoritos. De nuevo cabalgó la fase de grupos y sobrepasó en la segunda fase a Olimpia y Bolívar. Pero se topó al River de Ruggeri, Funes y compañía. En aquella serie, River ganó los dos partidos, nuevamente dejando relegados  a los dirigidos por el Médico Ochoa Uribe en segunda posición.

1987

Año de la revolución de la sub 20 de Colombia en el sudamericano y tercer lugar en la Copa América, y del tercer triunfo de Margaret Tacher en Reino Unido. Todo atisbaba un buen año, y es que “la tercera es la vencida” ¿No? …

Nuevamente América llegó como el máximo candidato para quedar campeón de la Libertadores y no defraudó, paseándose por toda la competencia hasta llegar a la final. En la que empezó mejor que nunca, venciendo 2-0 a Peñarol en el Pascual, sin embargo, y bajo un reglamento más que extraño (por no decir muy malo), Peñarol empató la serie tras vencer al escarlata por 2-1. Y así llegaron a un tercer partido, en el que Peñarol ganó 1-0. ¡TOTALMENTE INJUSTO! 

Y hasta allí llegó el gran equipo de los 80s del América de Cali. Uno de los más grandes de Sudamérica.

En los años siguientes siguió teniendo buenas participaciones, disputando las semis de 1992 y 1993, pero fue hasta 1996 que volvió a estar cerca de la gloria en una vibrante final con River Plate. En la que comandado por Anthony de Avila,  Jorge Bermudez y Oscar Cordoba, terminó cayendo contra uno de los mejores River de la historia, con Crespo, Enzo Francescoli, Sorín, Ortega, entre otros. 

La ida fue 1-0 para el Diablo en Cali, pero el Millonario lo dio vuelta 2-0 en el Monumental. Fue su última final, después alternó presentaciones decorosas y otras no tanto, como la de este año, en la que pude hacer mucho más, al menos quedar en una tercera posición.

Sin duda alguna, en cuanto a historia, América es una escuadra sumamente copera, que merecía mejor suerte a la hora de la definición, pero así es el fútbol. Esperemos que América logre componer una buena plantilla para el próximo año, en que, si o si, debe figurar.

Artículos relacionados

Compartir

Recientes