Hat-trick, celebración desde las gradas y tarjeta roja

Medi Dresevic, jugador de la tercera división del fútbol sueco, pasó de la gloria a la frustración, luego de marcar su tercer gol y ver la roja por celebrar como un hincha más.

El fútbol tiene eso: situaciones inéditas que algunas veces no tienen explicación. Por algo es el deporte más bello del mundo, porque es indescifrable. O que lo diga Medi Dresevic, defensor central del Norrby IF quien vivió una inédita situación.

Aunque más inédito es ver a un defensor convirtiendo un hat-trick. Pues bien, Dresevic lo hizo. Fue así como en su tercer tanto salió corriendo hacia una de las gradas del estadio y elogió, con aplausos propios, su gol. Varios hinchas se le acercaron para celebrar con él, pero lo que no esperaba era que al regresar al terreno de juego sería expulsado.

El defensor ya tenía amarilla y esta acción antirreglamentaria le costó su segunda amonestación. Sorprendido, debió abandonar la cancha ante el aliento de sus compañeros. Claro, el partido ya se encontraba 6 – 1 a favor de los suyos.

Initialize ads