El DT más ganador de Boca Juniors fue homenajeado por el club con una efigie que permanecerá por siempre en La Bombonera.

Superar a Carlos Bianchi en Boca Juniors será difícil. Y es que sus números le dieron el rótulo de ídolo Xeneize gracias a lo conseguido: tres torneos locales, dos Copas Libertadores y una Intercontinental (frente al Real Madrid), en su primera etapa (1998-2001); y un torneo local, una Libertadores y otra Intercontinental (ante AC Milan), en su regreso en 2003.

Logros que la institución boquense le reconoció con una estatua suya en el mítico estadio de La Bombonera, en la que cientos de socios juntaron dinero para hacer realidad este momento. A su vez, un gran número de seguidores estuvieron presentes en la presentación de la figura.

“El Mundo Boca es muy grande. Hay que estar adentro, vivirlo, saborearlo”, dijo el ‘Virrey’. “Aunque las cosas no salgan muy bien, uno sabe que el hincha siempre va a apoyar”, prosiguió.

La estatua de Bianchi estará junto a las de Diego Maradona, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, entre otras glorias de Boca.