¿Cómo jugar al fútbol sin ver?

Jugar fútbol sin contar con el sentido de la vista es una experiencia que implica trabajo, dedicación. De ensayar y aprender. Ejercicio de reconocimiento y acción.

Solo estando allí, así sea como una simulación, se valora el esfuerzo de quienes se esfuerzan por practicar este deporte. Ser ciego no limita la práctica deportiva. Sí implica adquirir ciertas habilidades.

Durante nuestro ejercicio de inmersión en la práctica del fútbol para ciegos nos dimos cuenta de varios detalles. Uno, importante para evitar algún tipo de accidente, es el de llevar una especie de protección media; es decir, el brazo a la altura del pecho, flexionado. De esta forma se evitan colisiones que pueden poner en riesgo la integridad del jugador.

Hablar es clave. El uso del “voy” señala una ruta a los demás, advierte sobre dónde está y refiere al rival y compañeros. Es indispensable.

Entrar al campo de juego implica un reconocimiento. Los instructores especializados sugieren la elaboración de un mapa mental. Reconocer con el tacto los lugares del campo, escuchar los sonidos de los postes y el travesaño. Es dibujar en la mente la cancha, con sus aspectos claves.

“Cuando sentimos esta malla aquí, es el tiro de esquina”, dice el guía

Penaltis en el fútbol para ciegos

Aquí se trata de ubicar el balón y se cuenta con guía, quien orienta los pasos. Cuando él finalice, haciendo sonar los palos, el árbitro pita.

Futbolete y Lucasten Colombia presentan…

Fútbol Sonoro. Capítulo 6: La clínica

¿Hincha del fútbol sonoro? Puedes enterarte de todo en nuestra página de Facebook de Futbolete. Para más contenido, noticias y entretenimiento, descarga nuestra App de Futbolete desde la PlayStore para Android o la AppStore para iOS

Siguiente