Casi que las únicas vías de financiamientos de los clubes de eSports son la publicidad y los patrocinadores.

Según la consultora especializada Newzoo, en 2017 se movieron alrededor 696 millones de dólares, un aumento del 41,3 % en referencia al año anterior. De seguir así, se estima que para el 2020 la cifra llegue a más de 1.200 millones de dólares. Cabe aclarar que estos datos son solamente de España.

Esas cifras corresponden a los derechos audiovisuales, patrocinios, publicidad y cuotas que cobran los editores de juegos. Sergi Mesonero Burgos, Director de Estrategia en Liga de Videojuegos Profesional, indica que el porcentaje de patrocinios es el que mayor abarca las finanzas de los equipos.

“Publicidad y patrocinio de manera abrumadora”. El resto de ingresos son “totalmente simbólicos” en nuestro país. Y dice más: “A nivel mundial también se depende de la publicidad”.

Así mismo, hay que tener en cuenta que mantener un club es algo costoso. La manutención de equipos, instalaciones, salarios y demás, son gastos que hay que tener en cuenta.

Por otro lado, otro de los factores fundamentales en esta época es el tema de redes sociales e influenciadores. Sergio Yáñez Carvajal, cofundador del equipo profesional Mad Lions, asegura que “ganar es un canal de adquisición de fans” y que “los jugadores deben ser aspiracionales y generar fans” tal y como lo hacen las grandes estrellas futbolísticas.