El holandés Tom Domoulin tuvo que parar en medio de la carrera por problemas estomacales. El ciclista, quien es el líder del Giro de Italia, no aguantó a llegar hasta la meta y no tuvo más remedio que bajarse para hacer una pequeña parada técnica.

Debido al precario suceso, el corredor perdió varios segundos en su objetivo por coronarse como dueño del certamen. No obstante, el lote en el que se encontraba fue permisivo y lo esperó un poco.