Todo ocurrió en un partido de la Copa Santa Fe. Ocampo Fábrica y Huracán de Villa Ocampo empataron 2 a 2. En medio del encuentro, tras el reclamo de un jugador por ser expulsado, el juez de la contienda no soportó los reclamos airados de los protagonistas del compromiso y los sorprendió a golpes.