Así lo determinó el Comité Disciplinario del Campeonato y salió publicado en la reciente Resolución de Penas y Sanciones de la Dimayor. Todo se debió al comportamiento de los hinchas en el juego ante Junior.

Deportivo Cali fue sancionado con 5.154.800 de multa y suspensión de una fecha en condición de local que deberá jugarse a puerta cerrada por conducta impropia de los espectadores durante el partido de la Fecha 9 ante Atlético Junior (triunfo 3-2).

Eso dice la resolución. Tal decisión se tomó según el informe arbitral del encuentro en el que se consignan lanzamientos de botellas, monedas y encendedores al terreno de juego, además de otros objetos a la boca túnel cuando se finalizó el primer tiempo. Todo eso, según el informe, puso en peligro la integridad de la terna arbitral.

También se dice que cuando terminó el partido, ingresaron aficionados del Cali al terreno de juego, algo que está prohibido. Todo eso fue comprobado por el Comité Disciplinario en los videos del compromiso y en los informes del comisario del partido. Se concluyó que ese tipo de cosas se están presentando de manera reiterada en el estadio de Palmaseca.

Conductas de dicha índole están previstas en el artículo 98 del Código Disciplinario Único según el cual, los clubes son responsables por la conducta impropia de los espectadores considerados como sus seguidores y particularmente de “(…) los actos de violencia contra personas o cosas, el empleo de objetos inflamables, el lanzamiento de objetos, el despliegue de pancartas con textos de índole insultante, los gritos insultantes y la invasión al terreno de juego (…)”. Igualmente, el numeral 9º del artículo 98, establece que el club “(…) que deba jugar como local estando sancionado con suspensión de su plaza jugará su partido a puerta cerrada en la cancha registrada como sede principal (…)”. Y finalmente, el numeral 10º de la norma precitada establece que “(…) En caso de suspensión al club respectivo se le impondrá una multa de ocho (8) a diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la infracción” (subraya y negrilla fuera de texto).

Contra esta decisión procede el recurso de reposición y apelación en el efecto suspensivo ante la Comisión Disciplinaria de la Dimayor.